Causa Montoneros: detienen a ex agente prófugo

Portada Principal

Se trata de Néstor Cendón, quien fue apresado para ser indagado en el marco de la causa judicial que investiga la muerte de una veintena de montoneros. El ex agente de inteligencia fue arrestado en la localidad bonaerense de Lomas de Zamora por orden del magistrado Claudio Bonadío. Por esta misma investigación ya estaban detenidos los ex jefes montoneros Fernando Vaca Narvaja y Roberto Perdía. Judiciales

Un ex agente de inteligencia fue detenido para ser indagado en el marco de la causa judicial que investiga el secuestro, tortura y muerte de una veintena de militantes montoneros hace algo más de un par de décadas.

Según fuentes tribunalicias, se trata de Néstor Cendón, quien fue apresado en la localidad bonaerense de Lomas de Zamora por disposición del juez criminal federal porteño Claudio Bonadío, a cargo de la causa.

Cendón, que estaba prófugo de la Justicia, fue trasladado a la División Unidad de Investigaciones Antiterroristas (DUIA) a la espera de ser interrogado por el magistrado por su presunta responsabilidad en los hechos ocurridos en febrero y marzo de 1980.

En la misma dependencia policial se encuentran detenidos los ex jefes montoneros Fernando Vaca Narvaja y Vicente Cirilo Perdía, quienes ya fueron indagados y se encuentran a la espera de que Bonadío resuelva la situación procesal.

Vaca Narvaja, Perdía y el también ex líder montonero Mario Eduardo Firmenich, quien tras la detención de los dos primeros entró en la clandestinidad, están imputados por haber facilitado la "entrega" de sus compañeros ,que habían regresado al país para organizar una contraofensiva contra el gobierno militar.

Las víctimas de la denominada `Operación Murciélago` fueron Ricardo Zucker, Julio César Genoud, Verónica María Cabolla, Jorge Oscar Benítez, Angel Servando Benítez, Lía Ercilia Guangiroli, Angel Carbajal, Matilde Adela Rodríguez de Carbajal, Raúl Milberg, Ernesto Ferre Cardozo, Miriam Fierihs, Marta Libenson, Angel García Pérez, Horacio Campiglia y Susana Pinus de Binstock.

Dejá tu comentario