Cenizas llegan a Capital y suspenden vuelos con EE.UU.

Portada Principal

Las cenizas emanadas por la erupción del volcán Chaitén, en Chile, fueron percibidas ayer por la tarde en distintos puntos de la Ciudad de Buenos Aires, lo que causó temor en la población, ante las posibles consecuencias que podría traer aparejadas. Además, dos de las compañías aéreas que operan vuelos desde los Estados Unidos suspendieron anoche las salidas y los arribos a Ezeiza debido a la presencia de partículas en la ruta aérea, lo que puede afectar los motores de las aeronaves. La cancelación de vuelos también se incrementó, por el mismo motivo, en todas las rutas hacia el sur del país.

En tanto, el volcán volvió a incrementar su actividad ayer, lo que motivó una evacuación total en las localidades trasandinas cercanas, y en Bariloche cayó una persistente lluvia de ceniza que obligó a suspender las clases en todas las escuelas de la ciudad rionegrina. Anoche, en Esquel (Chubut) una nueva lluvia de cenizas forzada por el cambio en la dirección de los vientos volvió a reducir la visibilidad a dos kilómetros.

Los habitantes se colocaron nuevamente los barbijos para evitar el contacto con la ceniza y el material particulado.

  • No precipitarán

    En Buenos Aires, las autoridades del Gobierno de la Ciudad informaron anoche que las partículas percibidas en las calles porteñas no precipitarán, debido a que no estaban dadas las condiciones atmosféricas para que esto suceda.

    También aseguró, mediante un comunicado, que está bloqueado el ingreso de más ceniza volcánica a la Ciudad, «debido a la prevalencia de un anticiclón y el incremento persistente de la presión atmosférica en el Río de la Plata».

    Aunque las cenizas no tienen riesgo tóxico, los especialistas sostienen que algunas personas pueden sufrir irritación de las mucosas (ojos, fosas nasales y boca) y de la piel, de acuerdo con la cantidad de partículas que transporte.

    El Servicio Meteorológico Nacional indicó que el fenómeno se presentó de manera tenue debido a que la nube con material volcánico se mantuvo a unos 3.500 metros de altura.

    El mismo escenario se dio en Mendoza, San Luis, Chubut, La Pampa, Neuquén y Río Negro, donde las nubes de cenizas más densas y extendidas siguieron observándose en niveles bajos y medios de la atmósfera.

    En tanto, en El Bolsón, una de las ciudades más afectadas junto con Esquel y Trevelin, no se puede consumir agua de red y no se dictaron clases. Desde la Intendencia destacaron que se están haciendo mediciones cada veinte minutos y todas coinciden en que el agua no es potable, ya que tiene más PH del permitido.

    En El Bolsón y en los parajes adyacentes también siguen suspendidas las clases, pero en Esquel, las autoridades decidieron abrir las escuelas.

  • En riesgo

    El otro grave problema que se está generando por la caída de cenizas es el riesgo que corre la fauna silvestre de Chubut. Para ello, la Secretaría de Ambiente de la Nación y la Administración de Parques Nacionales crearon un plan de contingencia conjunto para preservar fundamentalmente el venado huemul, un cérvido exclusivo de los bosques subantárticos de la Argentina y Chile y una de las ocho especies de ciervos nativos del territorio nacional, gravemente amenazado por el peligro de extinción a nivel mundial.

    La decisión fue tomada tras una evaluación de especialistas en el Parque Nacional Los Alerces -donde se registra una población aproximada de 200 huemules-.

    En la Argentina, el huemul fue declarado Monumento Natural Nacional en 1996 y Monumento Natural Provincial en las provincias de Río Negro, Chubut y Santa Cruz.

    En tanto, desde las comisiones que recorrieron las zonas más afectadas por las cenizas comentaron que otras especies de fauna silvestre, como el choique y el guanaco, no corren riesgos de vida. Estas últimas especies, según la experiencia anterior registrada tras la entrada en actividad del volcán Hudson, en la provincia de Santa Cruz, no sufrirán los efectos de la lluvia de cenizas.
  • Dejá tu comentario