5 de julio 2010 - 00:00

CHARLAS DE QUINCHO

Tan negro en el alma como la derrota ante Alemania, vivida por el Gobierno como un revés electoral, fue el cable indiscreto de un funcionario mercosureño en el que habló de más negocios paralelos en Venezuela. Con este trance de malhumor en Olivos, sólo atenuado por buenas perspectivas en nuevas encuestas, iniciamos los abundantes quinchos de hoy. Continuamos con un ágape de gastronómicos en La Rural, con macristas y peronistas disidentes interpretando una sensible ausencia, y estuvimos también en los 80 de Carlos Menem, celebrado más por lo que fue que por sus actuales afinidades. Del anticipado festejo en la Embajada de EE.UU. por su día nacional seguimos con una exclusiva y elegantísima cena de hombres de la moda, donde se revelaron relaciones entre el Gobierno y el mundo de la música, y terminamos, claro está, con la desazón sudafricana, y algunas sorpresas. Veamos.

Dejá tu comentario