Confirman que intentaron raptar a hermano de Bianchi

Portada Principal

La cuñada de Carlos Bianchi, Ana María, insistió hoy que el domingo a la madrugada "quisieron secuestrar" a su esposo Eduardo, hermano del técnico de Boca Juniors, y que no "se trató de un simple robo".

"Descartamos el robo, porque el auto quedó abierto con las llaves puestas, lo salieron a correr a él. Yo creo que fue un intento de secuestro y que tenían datos", dijo Ana María, esposa de Eduardo Bianchi, en declaraciones a Radio Show.

Ana María aseguró que todo ocurrió "el domingo a las 5.50 y desde entonces Eduardo está bien, pero un poco angustiado, nervioso y no puede dormir".

"Todo pasó al frente de mi casa, estamos convencidos de que lo quisieron secuestrar porque a esa hora en el quiosco no teníamos nada de plata y tampoco se quisieron llevar el auto", afirmó.

Ayer, Carlos Bianchi en diálogo con Télam se refirió al tema y dijo: "Por suerte (Eduardo) tuvo la frialdad necesaria para poder sobrellevar este episodio. Está muy nervioso y hace 24 horas que no puede pegar un ojo. Ahora está con custodia policial".

"Para qué van a cometer un robo, encapuchados, entonces era un secuestro", analizó Ana María.

El hecho -que para la familia de Bianchi fue un intento de secuestro- ocurrió el domingo a las 5.50 en la puerta del kiosco de Eduardo Bianchi, ubicado en Estrada y Villegas, en Villa Maipú, en el partido bonaerense de San Martín.

Según fuentes policiales, dos delincuentes armados le cruzaron un Peugeot 504 gris a Eduardo Bianchi, de 51 años, cuando llegaba a su negocio de venta de diarios y revistas ubicado en la calle Estrada 2058.

En ese momento, Eduardo -hermano del técnico de Boca Juniors Carlos Bianchi- corrió hacia la casa de un vecino y logró meterse en la vivienda, por lo que los delincuentes, que habrían estado armados con itakas, huyeron.

Ayer, la policía minimizó el hecho y dejó entrever que sólo se trató de un robo.

Dejá tu comentario