Crece queja de provincias por reparto de fondos

Portada Principal

La flamante Ley de Presupuesto 2006 sigue motivando quejas desde provincias que se sienten discriminadas por el reparto de los fondos.

Los airados reclamos de legisladores opositores y figuras políticas del interior se fueron sumando desde la presentación del proyecto en el Parlamento y apuntan a denunciar una suerte de direccionamiento del dinero federal que favorece a los distritos más amigos de la Casa Rosada, un vicio que, de hecho, se repite a lo largo de los años.

Entre las más privilegiadas se encuentran Entre Ríos, Chubut y Córdoba, gobernadas por los justicialistas Jorge Busti, Mario Das Neves y José Manuel de la Sota, de buen vínculo con Kirchner, en especial los dos primeros. En tanto que provincias opositoras como Neuquén (gobernada por Jorge Sobisch), San Luis ( Alberto Rodríguez Saá) o Chaco (Roy Nikisch) se encuentran en el grupo de las más relegadas.

Por su parte, desde las provincias no oficialistas también ven con preocupación una
supuesta subestimación de los fondos que estaría haciendo la Nación, lo que implicaría la futura existencia de un « dinero extra» durante 2006 que podría ser objeto de manejos discrecionales por parte del Ejecutivo para favorecer a gobernadores amigos.

Entre las últimas críticas lanzadas hacia el proyecto presupuestario elaborado por Nación se encuentran las de legisladores salteños: el vicepresidente del Senado,
Marcelo López Arias, y Sonia Escudero, ambos del PJ, que se sumaron al descontento manifestado desde la región Norte en general, donde entienden que fueron perjudicados por una « desproporcionada distribución de los recursos».

«Actualmente existen 12 provincias beneficiadas y 12 perjudicadas, de estas 12 últimas, Salta es la más afectada»,
puntualizó López Arias.

El ex titular de la UCR Nacional
Angel Rozas ya había lanzado duras críticas al reparto que hace el Presupuesto 2006. El radical opositor y actual diputado nacional advirtió días atrás acerca de que «la centralización de los recursos por parte del gobierno nacional es cada vez mayor, así como el manejo discrecional de los subsidios y fondos fiduciarios». Al decir del chaqueño, Kirchner «arrasa con el federalismo y demuestra que no hay voluntad política para equilibrar el desarrollo regional, mientras se profundizan las desigualdades entre provincias y regiones y se consolidan la pobreza y la ineficiencia estatal»,

Al decir de los legisladores salteños,
los índices de inversión «en el Norte son inferiores a los del resto del país», con lo cual «no es un Presupuesto que ayude al desarrollo equilibrado del país. Por el contrario, tiende a aumentar las asimetrías», según indicaron.

«Las provincias del Norte, que son las que cuentan con los mayores índices de pobreza, recibirán de acuerdo a este Presupuesto menos recursos per cápita que el resto»,
advirtió López Arias, y agregó: «De esta manera el Centro seguirá creciendo y el Norte no».

Otras de las denuncias lanzadas por los salteños contra el Presupuesto indica que «uno de los vicios tiene que ver con la subestimación de recursos. Prevé un crecimiento de 4% cuando el Presupuesto real -que calculan diversos economistas- es de 6%, de modo que habrá una cifra superior a los $ 10 mil millones que están fuera de este debate y de control», advirtió Escudero.

• Transferencias

En lo que respecta a las transferencias a provincias, en 2006 habrá un aumento de 6% en estos aportes, pero con una inflación proyectada en 9%, los distritos estarían recibiendo menos recursos en términos reales.

En este marco, también se observa un desigual tratamiento hacia las distintas provincias. Por caso, la mencionada Entre Ríos recibirá 25,2% más que en 2005, Chubut 24% más, y Córdoba 20% más. Del otro lado del «mostrador» de la política argentina, Chaco apenas verá incrementados sus fondos en 5,5% y Neuquén en 9%.

Dejá tu comentario