20 de junio 2005 - 00:00

Crece tensión en Santa Cruz por la toma de municipios

Sergio Acevedo
Sergio Acevedo
Santa Cruz y Neuquén - Sigue en aumento la tensión en el norte de Santa Cruz -con el envío de más gendarmes- y no surge ningún principio de solución para los conflictos liderados por empleados municipales, que sostienen piquetes sobre las rutas 43 y 12, en Pico Truncado, y toman la comuna de Caleta Olivia desde hace más de un mes.

Una situación similar se vive en Neuquén capital, donde empleados públicos ocupan el Palacio Municipal. En todos los casos, por reclamos salariales y ante la inacción de la Justicia.

En un marco de durísimas condiciones climáticas, con temperaturas que promedian -10°C, en Pico Truncado no hubo avances ayer en las negociaciones entre el intendente Osvaldo Maimo y los empleados agremiados en ATE que cortan las dos rutas provinciales por tiempo indeterminado y que, al parecer, cuentan con el apoyo de parte de la población en su pedido por la incorporación de $ 200 al sueldo básico.

Cerca de 300 efectivos de Gendarmería -según fuentes extraoficiales-y 100 policías se mantienen apostados cerca de la zona del conflicto
, en una situación que podría agravarse en caso de que la Justicia ordene el desalojo de las rutas. Esta decisión recae en la jueza subrogante Graciela Ruata de Leone, del Juzgado Penal de Instrucción N°2 de Pico Truncado. Cabe señalar que ya hubo una serie de escaramuzas cuando en la tarde del sábado los efectivos de seguridad intentaron aproximarse a los piquetes y fueron agredidos con piedras.

La protesta ya lleva 38 días de duración y mantiene paralizada la actividad de Pico Truncado, en tanto que sólo permite el paso a través de las rutas cortadas para vehículos en situación de emergencia. En Caleta Olivia, en tanto, ya son más de 50 los días de protesta, con toma de la municipalidad incluida. Entre la noche de ayer y hoy se realizaba una asamblea de los manifestantes, que estudiaban las medidas por seguir. Justamente hoy vence el plazo para acatar la conciliación obligatoria dictada por el subsecretario de Trabajo de Santa Cruz, Héctor Rojas. Finalmente, en Neuquén, los activistas seguían tomando la municipalidad en reclamo de una suba de $ 250 al salario básico, por décimo día consecutivo. La Justicia no define aún el desalojo del edificio, por la recusación del juez.



Dejá tu comentario