Cuatro provincias negocian salarios por inflación real

Portada Principal

La manipulación que hace el INDEC del índice de inflación generó una previsible reacción gremial en la mayoría de las provincias, exigiendo que los salarios -especialmente en el sector público-se actualicen de acuerdo con la evolución real de los precios y no con la "cocinada" en el organismo. Envalentonados por el clima electoral, los sindicatos pusieron contra las cuerdas a los gobernadores de Mendoza, Buenos Aires, Santa Cruz y Córdoba con medidas de fuerza que los llevaron ayer a analizar la legitimidad del reclamo.

A pedido de los gremios, el gobierno de Córdoba ha decidido aceptar que las negociaciones salariales ya no tomen en cuenta las mediciones de inflación que hace el INDEC. Desde la administración de José Manuel de la Sota admiten que el Indice de Precios al Consumidor (IPC) «ha perdido credibilidad» y no tendría relevancia para determinar el poder de compra de los empleados estatales.

La determinación se da en un contexto complicado para varios gobiernos, que continúan definiendo subas salariales y miran con preocupación el Presupuesto 2008. Junto a Córdoba, Mendoza, Buenos Aires y Santa Cruz -todos distritos de alta incidencia política para el kirchnerismosufren el ajetreo de la puja con gremios por la carrera entre salarios y precios que Nación se niega a reconocer.

«Parece razonable trabajar en un mejor indicador», manifestó ayer el secretario de Información Pública cordobés, Marcelo Falo, en el marco de la discusión que sostiene con la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba, organización que, junto con los estatales (que hoy serán recibidos por Falo), parará y marchará durante la jornada de mañana. «Vamos a elegir una variable que nos permita defender el salario de los trabajadores de las consecuencias de la inflación y estamos trabajando para que eso sea aceptado por todos», confió el funcionario.

En los últimos dos aumentos que se otorgaron en Córdoba, el IPC había sido tomado como indicador. Esta vez, los gremios hicieron pesar su argumento: mientras el IPC nacional registra una suba anual de 6,8% hasta agosto pasado, diversos estudios privados la calculan en al menos entre 15% y 20%.

Falo no abundó en explicaciones, apuntó que no se tomarían referencias de consultoras privadas o un mix entre diferentes variables, según señaló el diario «La Voz del Interior». En rigor, las actualizaciones no dependerían de ningún índice concreto.

El «desprecio» al INDEC no es un hecho aislado en Córdoba. Este lunes fue el mismo De la Sota quien criticó duramente al organismo estadístico federal que sufre la intervención del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno. «A la inflación se la derrota con producción, y no con controles ni con maquillaje de índices», disparó el mandatario en el discurso que dio ante los industrialeslocales, que festejaban su día.

Circundados por las consignas «anti-INDEC», este lunes se reunirán Falo y los docentes cordobeses para consensuar un método de aumento salarial. De hecho, fueron los gremios los que propusieron que se deseche el IPC para considerar subas. «Se ha dejado de lado el índice que se venía utilizando hasta ahora y se busca uno que permita que el salario no pierda más valor aún», festejaron desde la cúpula gremial, que tiene la expectativa de que la suba total anual supere 32%.

  • Aumentos

    Mientras tanto, la situación es compleja en varios distritos. En Buenos Aires, el gobernador Felipe Solá rompió ayer con su constante negativa y no descartó otorgar nuevas subas salariales. Aseguró que la decisión fue tomada en conjunto con el candidato oficialista Daniel Scioli, para «no hacer algo que sea irresponsable».

    Julio Cobos, mandatario de Mendoza y compañero de fórmula de Cristina de Kirchner, recibió ayer una buena noticia, ya que Diputados sancionó finalmente la ley que otorga aumentos a estatales, pero con un tope de 10% para no superar los $ 76 millones.

    En Santa Cruz, en tanto, el kirchnerista gobernador y candidato Daniel Peralta prometió ahora un aumento al combativo gremio docente ADOSAC, en el marco de negociaciones paritarias, y también auguró la implementación de 82% para los jubilados petroleros, otro gremio clave en tierras K.
  • Dejá tu comentario