De qué se habla

Portada Principal

SCIOLI-KUNKEL REPITEN A BIDEGAIN-CALABRO

Uno: se sabe que Daniel Scioli no puede elegir a su compañero de fórmula, esa responsabilidad le corresponde a Néstor Kirchner. Dos: es público que sectores kirchneristas, clasistas, piqueteros o derivados del empleo público, se oponen a la candidatura de Scioli. Entre ellos, Luis D'Elía y un gravitante en el entorno de Felipe Solá, su vicejefe de Gabinete, Emilio Pérsico (el mismo de la heladería familiar, núcleo que ya había avanzado en ese negocio hace varios años, cuando desde una verdulería vecina crearon Freddo con la familia Guarracino). Por lo tanto, parece que el Presidente -siempre más temeroso de las críticas de la izquierda que de la derecha- podría disponer que un hombre como Carlos Kunkel acompañe a Scioli en el binomio. Nada que ver uno con otro, pero tranquilidad en todas las tribus. Si se observa, parece una repetición de cuando se hizo la fórmula Oscar Bidegain (con respaldo montonero) y Victorio Calabró (de la UOM, apoyado por el sindicalismo) en 1973. Entonces, el uno y dos era a la inversa política, pero ese antecedente pesa, vale tomarlo en cuenta: el connubio era incapaz de resistir, Calabró y su sector terminaron desplazando a Bidegain. Otros tiempos, más violentos, pero operaciones semejantes.

MACRI-DE NARVAEZ, O ARTAZA-CERUTTI

Por disponer de una propuesta más concreta, Juan Carlos Blumberg logra adhesiones con su marcha por la seguridad -hoy en Mar del Plata- que Elisa Carrió no consigue con su cruzada ética. Una perdió rating, el otro lo gana en apariencia, a pesar de que tropieza todos los días desde que decidió proponerse para un cargo electoral. Y suma Blumberg adherentes a sus manifestaciones, opositoras sin duda, aunque él pretenda lo contrario, tanto que hasta Mauricio Macri decidió cambiar su inicial idea de no acompañarlo en el acto. Ahora se suma, al igual que Jorge Sobisch y Francisco de Narváez, aunque al revés de éstos promete no figurar en los primeros planos, sino hundirse en el anonimato de la multitud (si hay una multitud). Una forma también de distinguirse o de que los fotógrafos lo distingan. Esa distancia entre la primera fila y la última, además, encierra otras cuestiones: Macri y De Narváez son esa típica dupla de amigos-enemigos, resabio de cuando ambos compartían una misma fundación, tenían otras familias y distintas aspiraciones. Si en Mar del Plata se destacan con sus obras Nito Artaza y Miguel Angel Cerutti, otros amigos-enemigos de la farándula, en la política los copian Macri-De Narváez.

QUE HACER CON SOLA, UN DILEMA PARA K

Nadie sabe aún cuál es el próximo destino de Felipe Solá, hombre de la política y que por lo tanto sabe que su actividad se desarrolla en el oficialismo o en la oposición: lo que no puede es quedarse afuera.

También lo sabe Néstor Kirchner, razón por la cual la ubicación futura del actual gobernador es un problema por resolver, ya que no puede derivarlo de la gerencia a los baños. Aunque todavía hay quienes sospechan de una maniobra judicial para habilitar a Solá como candidato a gobernador, lo cierto es que el advenimiento de Scioli -y su propio apoyo en palabras, ya que el candidato dice que nadie colabora con él en la provincia y tampoco desde el Estado Nacionallo dejó a Solá varado en Buenos Aires. Tampoco podría soñar con la vicepresidencia, pues Kirchner habilitaría ese puesto para uno de los tantos radicalismos que hoy respiran (Julio Cobos, tal vez) y, otra alternativa -encabezar la lista de diputados bonaerensesya le produjo más de una protesta. Es que si Solá fuera legislador, le deberían reservar por categoría la titularidad del cuerpo (por lo menos, esa sería una promesa), hecho que no satisface especialmente a quien hoy preside la Cámara baja: Alberto Ballestrini. Al menos han sonado algunos truenos al respecto. Y para el gobernador saliente, esa variante dudosa no lo conforma: ya sabe que otros famosos del pasado, cuando llegaron a diputados, los condenaron a comisiones menores o a un despacho sin ventanas. Duda sobre esa cuestión, como el propio Kirchner, quien sabe que tampoco le alcanza a Solá con un ministerio y que difícilmente quiera irse de embajador a otro país. Pero lo que más teme el Presidente es que su gobernador de hoy quede suelto mañana.

LOPEZ EN APOGEO, YA VA EN BARCO

Un aliado empresario de Kirchner, Cristóbal López (activo en varios rubros, del juego al petróleo y a lo que viene de ENARSA, del aceite a producciones agropecuarias), no para de ascender. Y a mucha velocidad. Por un lado, hoy le atribuyen la posible compra de los dos barcos-casino que funcionan en el puerto y que responden exitosamente a la familia española Lao ( López también es de origen peninsular, aunque desarrolló sus principales negocios en Chubut y otros en Santa Cruz). Aunque todo tiene precio, nadie comprende la necesidad de Lao de desprenderse de las minas de oro que hoy significan los casinos, más éstos del ambito porteño (aunque, claro, algo irregular debía ocurrir ya que al menos resultó sospechoso que la aduana kirchnerista le encontrara 500 mil euros en jamones de regalo en un avión privado, episodio que seguramente tendrá interesantes explicaciones judiciales). Cualquiera sea la razón, más el avance -dicen-gastronómico de López sobre algún restorán del hipódromo de San Isidro (donde pretende incorporar la inmensidad de maquinitas de Palermo), este empresario sureño se ha hecho cargo de una empresa rionegrina, Tecno Acción. Su especialidad: confecciona los programas de computación que usan los casinos y quinielas provinciales. Como, a su vez, esta compañía está asociada con la estatal Altec (del gobierno de Río Negro), en el futuro podrá hacer contrataciones sin atravesar el engorroso proceso de las licitaciones. Ya que, según la ley de contabilidad, los estados pueden contratar sin licitar a otra empresa estatal.

Dejá tu comentario