Deuda: Para alemanes meta de superávit define quita

Portada Principal

La fijación de las metas para el superávit primario de Argentina desde 2004 en adelante será uno de los "desafíos más duros" para el Fondo Monetario Internacional (FMI) en la renegociación de la deuda, afirmó en un informe el Dresdner Bank Lateinamerika, el instituto crediticio privado con más estrechas vinculaciones con América Latina.

Los expertos señalaron que tras los duros enfrentamientos del año pasado y comienzos de 2003, el Fondo se esfuerza ahora en elaborar con la Argentina un escenario macroeconómico duradero y ambas partes dan muestras de estar conscientes de la importancia de estas negociaciones.

En cuánto al superávit primario, los expertos ya realizan sus cálculos sobre la quita que haría Argentina a la deuda con los acreedores privados.

"No creemos que una quita de entre 60% y 70% sea necesaria ni que contribuya al futuro proceso", dijo Nicolas Schlotthauer. "Hay posibilidades de solución sin una pérdida tan grande de capital para los acreedores", agregó el economista del Deka Bank.

Una reducción de la deuda argentina a costa de los acreedores del exterior "podría dañar de forma duradera la confianza de los inversionistas extranjeros en Argentina y en otros países emergentes e influir negativamente en los mercados financieros en el futuro", argumentó el analista.

Si Argentina tuviera éxito en fijar el objetivo del superávit primario entre 2,5 y 3% (y no 4% como quiere el FMI), el país podría lograr una quita de hasta 80% en la deuda con los poseedores de bonos, confió por otra parte un experto de uno de los mayores bancos alemanes, bajo condición de anonimato.

"De ahí que sea tan importante el porcentaje que se fije como objetivo, porque es la única variable que puede manejar el gobierno argentino como una decisión política", concluyó afirmando Guenter Koehne, del Dresdner Bank Lateinamerika.

Dejá tu comentario