"Disciplina fiscal en Salta es mayor que en Nación"

Portada Principal

Salta (enviada especial) - Juan Carlos Romero consolidó en los últimos años un crecimiento único en la historia de Salta. Con líneas claras en lo económico y una defensa férrea de la autonomía provincial, exhibe hoy una administración ordenada, sin deuda, con importante superávit y gran proyección de las inversiones privadas. Algunos de esos conceptos desgranó Romero en un diálogo que mantuvo con este diario, segundos después de bajarse de un avión que lo traía de regreso de Buenos Aires, hacia donde viajó para disertar ante egresados de la Universidad de Columbia.

Periodista: ¿Cómo se plantea el futuro político en Salta?

Juan Carlos Romero: La Constitución de Salta no acepta la reelección indefinida. Nosotros tenemos un mandato con posibilidad de dos reelecciones consecutivas. Soy prescindente en las internas del Partido Justicialista. Salta es una provincia que ha tenido muchos problemas institucionales históricamente. Pero desde el regreso a la democracia nos hemos ido consolidando en ese aspecto. Hoy es una provincia ordenada financieramente; el que me suceda tendrá dinero en la caja para pagar tres o cuatro sueldos. Eso va a seguir así. Y después me voy a dedicar a la política y a realizar propuestas a nivel nacional, trabajando por Salta, pero en un contexto nacional.

P.: Algunos ya lo mencionan como candidato a senador nacional.

J.C.R.: Es posible que sea candidato a senador.

P.: ¿Cómo definiría su relación con el presidente Néstor Kirchner?

J.C.R.: Formal, respetuosa. Nos tratan con consideración. Cuando algo no es de beneficio para la provincia, cuando algo no nos gusta, lo decimos. No hemos tenido problemas con el gobierno nacional y podemos trabajar aún a veces teniendo distintos puntos de vista. Además, Salta es una provincia que no necesita pedir dinero ni nuevos préstamos. Tenemos una disciplina fiscal mucho más estricta que la nacional, y que se cumple. Tenemos una ley de distribución de coparticipación de los municipios que evita cualquier conflicto con los municipios; tenemos la deuda al día, no estamos en default, tenemos superávit. Eso nos da tranquilidad para pensar en el futuro de la provincia y para tener independencia y opinión.

P.: ¿En qué quedó su proyectode modificar la actual Ley de Coparticipación?

J.C.R.: Tengo varios proyectos presentados. Creemos que debe cambiar absolutamente el actual sistema. Tiene que haber una norma donde las provincias asuman la posibilidad de recaudar impuestos que hoy recauda la Nación. Pero también una mayor disciplina fiscal. No se puede estar programando presupuestos con déficits o buscando dinero en el exterior, como hoy hacen la provincia de Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires, que está proponiendo 1.000 millones de déficit. A la larga, ésa es una condena para la gente. Tiene que haber un sistema de premios y castigos, un estímulo a la eficiencia y al buen gobierno.

  • Agenda de coyuntura

    P.: ¿Le planteó a Nación esta idea?

    J.C.R.: No, no lo he hablado porque no está en la agenda. A veces la agenda es de mucha coyuntura en la Argentina, y esto no es culpa del gobierno. Es así, los argentinos estamos casi impedidos de hacer proyectos de largo plazo.

    Es solamente resolver lo del día, lo de la semana, y hay muy poco pensamiento estratégico a 10 o 20 años. Hay un atisbo de querer presentar una ley de educación con consulta, aunque en realidad era mucho ruido y tenía poco de consulta. Yo creo que todavía hay bastante para discutir sobre esa ley. Creo que agranda la brecha que separa a la Nación de las provincias. No se habla de recursos, pero sí de que las provincias irían perdiendo las facultades para manejar la educación.

    P.: ¿Usted cree que a Salta se la discrimina?

    J.C.R.: No, si fuera así nos estaríamos quejando. Salta ha perdido u$s 100 millones por la diferencia de regalías con la pesificación. Las obras públicas que se están haciendo en el país están bien. No nos sentimos relegados, pero tampoco creemos que nos están regalando nada.

    P.: Neuquén iniciará una serie de juicios contra empresas por las regalías. ¿Salta hará lo mismo?

    J.C.R.: Tenemos juicios contra la Nación y las empresas por el tema de las regalías. Somos muy celosos en eso porque tenemos que defender el patrimonio de la provincia, aunque lleve un tiempo lograrlo. Mientras tanto estamos alentando la inversión en exploración. Estamos adjudicando estos días 6 o 7 áreas petroleras. La provincia hace uso del derecho que le da la Constitución de ser la propietaria de los recursos naturales. Estamos alentando la exploración petrolera, la inversión en infraestructura de gasoductos como estamos elaborando uno en la Puna.

    P.: ¿Qué otras obras son pilares de este gobierno en materia de hidrocarburos?

    J.C.R.: Seguimos invirtiendo y alentando a las empresas, a las que les recordamos que en Salta las reglas de juego son claras y que pueden invertir en hidrocarburos y no van a tener problemas. Hay temas que no podemos controlar nosotros, como el precio final de los productos. La provincia perdió en recursos de coparticipación, en este caso en regalías, y nosotros creemos que es un recurso no renovable que tiene un precio razonable en el mercado. No digo que sea el del importado, pero si un productor hoy en día recibe 5 dólares afuera y acá recibe 1 dólar va a tener la tentación de producirlo afuera y no acá. Pero como la naturaleza a veces compensa, hay conflictos en Bolivia que dan inseguridad. La cuestión es que en Salta podríamos cubrir 20% del consumo de gas, y la verdad es que con un poco de gas podríamos sustituir la importación.

    P.: El proyecto del centro de convenciones es, sin duda, de vital importancia para esta gestión.

    J.C.R.: Es un proyecto para fortalecer el turismo. Ahora ustedes ven que hemos construido las avenidas, las autopistas, el aeropuerto. Se ha alentado la construcción de hoteles de alta categoría. Salta tiene 20 hoteles de cinco estrellas y se realizaron 200 establecimientos en 10 años de distintos niveles.

    Creemos que podemos aprovechar con esta infraestructura un negocio muy importante, que es el de congresos y convenciones. Con el BID tenemos previsto financiar varias obras, entre las que se encuentran los drenajes y los canales de la ciudad, y simultáneamente estamos financiando con el BID un centro de convenciones que va a ser uno de los más grandes del país. Va a tener un lugar cerrado, con todas las comodidades para 2.400 personas, donde funcionará también una escuela de hotelería para el entrenamiento de la mano de obra hotelera.

    P.: Volviendo a su visión sobre el gobierno nacional, ¿qué análisis hace de la política económica de Felisa Miceli?

    J.C.R.: La ministra habla poco, no expone mucho su política. Yo creo que lo que está llevando el gobierno adelante es un paquete que Lavagna ató en su momento. Creo que así como en la década pasada Cavallo ató un paquete que duró hasta 2001 y no hubo nadie que lo pudiera cambiar, yo creo que Lavagna ha dejado un paquete que es el de los precios congelados, inseguridadpara la inversión y deterioro de los servicios públicos. Además, existe una convención de subsidios que tiene a la economía muy pendiente de la puja sectorial para conseguirlos. Al crecimiento económico le falta más inversión, y creo que en eso no sólo debemos contentarnos con la inversión pública, con la que nosotros estamos totalmente de acuerdo. Hace 10 años el ministro Cavallo decía que no había que hacer obra pública porque era inflacionario. En eso yo creo que estaba equivocado, porque la obra pública es muy importante. Pero ésta tiene que ir acompañada con la certeza del sector privado de que se puede invertir en servicios, pero lamentablemente con tarifas y precios congelados no es la forma de alentar la inversión.

    P.: Entonces no comparte la política de control de precios.

    J.C.R.: El congelamiento de precios, la presión sobre los precios, no ha dado resultado en la historia. Pero aquí se persiste en rotular precios. Eso puede ser bueno este año, pero no creo que sirva para que la Argentina se desarrolle.

    Entrevista de Florencia Arbeleche
  • Dejá tu comentario