EEUU: se despistó avión y embistió a dos autos

Portada Principal

Fue en el aeropuerto de Chicago. Un Boeing 737 de Southwest Airlines aterrizó en medio de una tormenta de nieve. Un niño de 6 años murió y hubo una docena de heridos.

Chicago (EFE/Reuters).-Un Boeing 737 de Southwest Airlines se despistó la noche del jueves en el aeropuerto Midway, de Chicago, tras aterrizar en medio de una tormenta de nieve, rompió unas vallas y atravesó una calle. El saldo fue al menos un muerto y más de una decena de heridos.

El vuelo 1248, con 98 personas a bordo y cinco tripulantes, aterrizó en medio de una fuerte tormenta de nieve y con poca visibilidad en el Aeropuerto Internacional Midland, alrededor de las 19.15 hora local (0.15 GMT).

Al menos 12 personas fueron trasladadas a hospitales locales con heridas de diversa consideración, mientras el Centro Médico Advocate Christ confirmó a la prensa que un niño de 6 años falleció en el incidente.

Inicialmente se informó de que ninguno de los pasajeros había sufrido heridas, pero la situación sobre el terreno -y los detalles del siniestro- cambian minuto a minuto.

Los pasajeros utilizaron rampas de plástico para salir del avión siniestrado, en medio de un fuerte viento y una tormenta de nieve.

El avión, que cubría una ruta entre Baltimore (Maryland) y Chicago (Illinois) se deslizó de la pista de aterrizaje en el lado suroeste del aeropuerto Midland, atravesó una barrera y se detuvo en una intersección que colinda con una densa zona de viviendas y comercios.

Al parecer, el menor fallecido, que no fue identificado, se encontraba junto a otras cuatro personas en uno de los dos vehículos contra los que chocó el avión.

El siniestro ocurrió en el mismo aeropuerto donde se estrelló, en 1972, un avión de la aerolínea United Airlines y que causó la muerte de 45 personas, según indicó la cadena por cable CNN.

Se trata del aeropuerto más pequeño de los tres principales de Chicago y por él pasan poco más de 17 millones de pasajeros cada año.

En una rápida sucesión de conferencias de prensa, tanto las autoridades locales como de la empresa aérea, ofrecieron datos preliminares del accidente, mientras agentes de la Junta Nacional para la Seguridad en el Transporte (NTSB) se han trasladado a la zona.

Los investigadores del accidente analizarán la caja negra del avión, las condiciones del tiempo y las comunicaciones entre la tripulación y la torre de control poco antes del aterrizaje, entre otros factores.

Según los reglamentos de la Administración Federal de Aviación (FAA), los pilotos son sometidos a pruebas médicas para confirmar o descartar la presencia de alcohol u otras sustancias en la sangre.

Pese a la intensa nevada, una portavoz del Departamento de Aviación de Chicago, Wendy Abrams, dijo que las pistas no presentaban problemas para el aterrizaje.

El jefe del Departamento de Bomberos de Chicago, Cortez Trotter, dijo a los periodistas que el aeropuerto Midland fue cerrado poco después del accidente y que el avión permanecerá en la intersección vial hasta que concluyan las investigaciones.

Agentes de la NTSB, de la FAA y de otras dependencias federales se han trasladado a la escena del accidente para iniciar las investigaciones.

Dejá tu comentario