El paro de subtes continuará durante todo el fin de semana largo

Portada Principal

Así lo confirmaron ayer los delegados opositores a la conducción de la Unión Tranviarios Automotor (UTA). La huelga afecta a las cinco líneas de subterráneos porteños y al Premetro.

El paro que afecta a las cinco líneas de subterráneos porteños y el Pemetro continurá este fin de semana largo, adelantaron ayer los delegados opositores a la conducción de la Unión Tranviarios Automotor (UTA).

En tanto, la empresa Metrovías, que ya realizó la denuncia judicial para que los trabajadores que impiden el servicio sean desalojados, aguardaba que la Justicia decidida si envía o no efectivos policiales para normalizar la circulación de los subtes.

El paro que recomenzó ayer por la mañana es la continuación de una medida de fuerza que comenzó el viernes en rechazo de la firma de un acto acuerdo firmada entre la UTA y Metrovías, en la que acordaron el cumplimiento de una jornada laboral de seis horas a partir del próximo 15 de abril.

Roberto Piearelli, uno de los delegados rebeldes, explicó que el conflicto se agravó luego de que la empresa decidió enviar telegramas de despido y de desafuero al personal que adhirió a la "sorpresiva" medida de fuerza.

Este grupo de delegados y trabajadores consideran que el acuerdo firmado el pasado jueves "es ilegal, ya que modifica el convenio colectivo de trabajo y según la ley tienen que participar de paritarias de delegados de base".

Pierelli, quien junto al resto de los delegados se encuentran en la estación Congreso de Tucumán de la línea D, dijo a la prensa que la introducción de máquinas expendedoras de boletos, algo también acordado "liquidan puestos de trabajo y es un despropósito".

El grupo de delegados adelantó que el paro se mantendrá "hasta que la empresa reincorpore a los trabajadores despedidos, reconozca al cuerpo de delegados como representación sindical directa de los trabajadores de Metrovías, anule el acta firmada, detenga la introducción de máquinas e inicie una negociación en regla para otorgar las 6 horas a los boleteros".

En tanto, el vocero de Metrovías, Juan Bautista Ordoñez, explicó que la firma concesionaria decidió los despidos "cuando los trabajadores se retiraron de su lugar de trabajo sin motivo".

Ordoñez comentó que la medida a la que consideró "disparatada" se trata "sin duda de un conflicto entre un grupo de delegados y la UTA".

"Salvo este grupo de inadaptados que está jugando temas que pasan más por lo político que por lo gremial, el resto de la compañía está conforme", afirmó Ordoñez, quien precisó que la empresa está "esperando que la policía pueda desalojar a este grupúsculo que esta obstruyendo las vías".

Ayer por la mañana, cuando la empresa se disponía a realizar el servicio habitual, pese al paro que dispuso el gremio que agrupa a los choferes de la formación, pequeños grupos se instalaron sobre las vías del subterráneo impidiendo que se realice el servicio.

Dejá tu comentario