Empresarios españoles piden subir tarifas para invertir

Portada Principal

Lo reclamaron ayer los responsables de las principales compañías de ese país que operan en la Argentina. El presidente de Repsol-YPF, Ramón Blanco, dijo: "Sin la recomposición de un marco regulatorio adaptado a la nueva situación argentina y acordado con las empresas, no habrá nuevas inversiones". Pidieron "reglas claras" a largo plazo.

Los empresarios españoles condicionaron ayer el regreso de las inversiones a la Argentina a un aumento de tarifas y la definición de "reglas claras" por parte del gobierno nacional.

"Sin la recomposición de un marco regulatorio adaptado a la nueva situación argentina acordado entre el Gobierno y las empresas, no habrá nuevas inversiones", advirtió el presidente de Repsol-YPF, Ramón Blanco.

Blanco apuntó que el precio del gas natural ha caído a niveles "muy bajos" con la "pesificación" de la economía, y el sistema de retenciones a la exportación de petróleo.

Rafael Miranda, consejero delegado de la compañía eléctrica Endesa, aseguró que la firma espera una compensación tarifaria luego del congelamiento en los valores dispuesto por el gobierno después de la devaluación.

El presidente de Dragados, Antonio García Ferrer, sostuvo que "la situación actual no se puede prolongar indefinidamente" y pidió al Gobierno argentino la elaboración de un "calendario" de reformas y recomposición tarifaria.

Los reclamos de los empresarios españoles fueron expresados en las jornadas sobre la economía de Iberoamérica que se realizan en la Universidad de Menéndez Pelayo.

Las empresas españolas reclaman un marco regulatorio "claro" como condición para retomar los niveles de inversiones de la década del '90.

"Argentina no podrá recuperar el crecimiento sostenido registrado la década pasada sin inversión extranjera", enfatizó Blanco.

El representante de la compañía petrolera sostuvo que el sector "necesita recuperar un conjunto de reglas claras y estables que alienten las inversiones y el crecimiento sectorial".

Por su parte, Miranda enfatizó que "la obsesión" de Endesa es la mejora de las reglas de mercado en Argentina.

"Estamos acostumbrados al riesgo, pero no a la incertidumbre que supone la inseguridad jurídica que hay en algunos países", afirmó el empresario.

El ejecutivo reclamó un marco regulatorio a "largo plazo" para que las normas no sean modificadas "de la noche a la mañana" y así se puedan garantizar las inversiones de futuro.

Estos reclamos son realizados en momentos que el Gobierno anunció que se tomará 18 meses para analizar 61 concesiones de servicios públicos.

En otro orden, García Ferrer aseguró ayer que la decisión del Gobierno argentino de no prorrogar las concesiones de los peajes tendrá "un impacto insignificante" en la compañía española de construcción.

Dragados tiene la concesión de dos corredores viales (Buenos Aires - Bahía Blanca y Buenos Aires - Bolívar).

"El impacto es insignificante en sus resultados, puesto que el negocio sólo era de mantenimiento y no de construcción", afirmó García Ferrer.

Dejá tu comentario