En medio de fuertes criticas, la oposición presentó proyecto de boleta única

Portada Principal

La bloques más importantes de la oposición presentaron el proyecto para la implementación de una reforma política que incluya la utilización de una boleta única en las elecciones, y adelantaron que buscarán "quebrar" al oficialismo para convertirlo en ley este año.

"La Argentina es el único país de Latinoamérica donde no funciona el proyecto de boleta única", subrayó el jefe del bloque de diputados de la Coalición Cívica, Adrián Pérez, al iniciar la conferencia de prensa que mostró a la oposición en unidad legislativa.

El oficialismo no esperó a que se presentara el proyecto y salió al cruce. Por la mañana el ministro de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández, dijo que de aplicarse el proyecto de boleta única, ésta tendría el tamaño de "la bandera nacional de ceremonia de una escuela".

"Si hiciéramos esto que quieren hacer de una boleta única donde todas estuvieran incluidas, la boleta tendría más o menos el tamaño de la bandera nacional de ceremonia de una escuela, algo así como 1,50 por 1,20", dijo Fernández en declaraciones radiales.

El ministro señaló que "he escuchado hablar a tantos que dicen saber, y cómo curran con el tema este, es espectacular. No estoy hablando de periodistas...".

El proyecto prevé que las boletas para cargos legislativos no aparezcan todos los aspirantes, sino sólo los primeros tres para el caso de la elección de diputados y los dos titulares para el de la de senadores.

El resto de los nombres de los candidatos que integran las listas figurarían en afiches o carteles dispuestos en los cuartos oscuros donde se emiten los sufragios, y de ese modo se evitaría una larga boleta.

La presentación fue el resultado de un trabajo iniciado por el Foro para la Reforma Política, que se lanzó en abril pasado y que fue coordinado por el diputado de la CC Gerardo Conte Grand.

"El proyecto contiene tres puntos principales: la boleta única; el traslado de la organización y control del escrutinio provisional a manos de la justicia electoral; y la designación de docentes y empleados judiciales para cumplir la función de autoridades de mesa", afirmó el legislador.

Conte Grand sostuvo que la iniciativa "se propone transparentar procesos electorales y evitar fraude en las elecciones, a través de un sistema que suprime la multiplicidad de boletas y ahorra costos en la impresión de las papeletas electorales".

Además planteó la transferencia del escrutinio de la órbita del Gobierno nacional a manos de la Cámara Nacional Electoral al sostener que "hoy el Ministerio del Interior es juez y parte y debe ser reemplazado".

El jefe de la bancada en diputados del PRO, Federico Pinedo destacó que el proyecto "tiene un altísimo grado de consenso en todas las fuerzas políticas".

La iniciativa reunió el aval de los cuatro bloques con mayor importancia en el Congreso -Coalición Cívica, UCR, PRO y socialismo- y fue avalado por representantes del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) y del dirigente piquetero Raúl Castells, presente en el cónclave.

Conte Grand confió a Noticias Argentinas que buscarán "instalar el tema en los medios para generar una presión sobre los bloques independientes e intentar romper la hegemonía oficialista con las fisuras que ya existen".

Pinedo confirmó que el diputado del peronismo disidente Felipe Solá presentará un proyecto propio pero destacó que apoyará el "espíritu" de la iniciativa opositora, y el frente legislativo se esperanza con poner en "contradicción" a los diputados cordobeses del PJ, fuerza que acompañó una iniciativa similar en la provincia mediterránea.

Dejá tu comentario