"Es el momento de decir adiós"

Portada Principal

Michael Schumacher dijo hoy que "Monza era el momento justo para decir adiós" y agradeció "a todos" los que lo ayudaron en su notable carrera, al anunciar que no seguirá en las pistas de la Fórmula 1 el próximo año.

"Para mí es un día muy especial. En algunas horas sabré sobre mi futuro, una cuestión aún en discusión, pero esta fue mi última carrera en Monza", subrayó el piloto alemán, tras ganar el Gran Premio de Italia.

Schumacher, de 37 años de edad y siete veces campeón del mundo, se impuso hoy por quinta vez en el trazado italiano, un triunfo que lo dejó a sólo dos puntos de Fernando Alonso, el líder del Mundial de F-1, con Renault.

"La gente, los fanáticos, nuestros seguidores tendrán una explicación de lo que haremos en las próximas horas", amplió Schumacher tras agradecer a su familia porque su apoyo le permitió "sobrevivir en un mundo tan duro como el de este deporte".

"Es el momento preciso, le doy las gracias a Benetto, a Ferrari, he sido muy feliz estos años, he vivido magníficos momentos aquí", acotó el germano en la rueda de prensa, acompañado por el finlandés Kimi Raikkonen y el polaco Rober Kubica, segundo y tercero en la carrera de este domingo.

"Es el momento de decir adiós", deslizó, con visible esfuerzo para evitar las lágrimas.

Minutos antes Ferrari había anunciado que Raikkonen y el brasileño Felipe Massa serán su pilotos oficiales de 2007.

Portavoces de la casa de Maranello anunciaron que Raikkonen firmó un contrato hasta 2009 y que el piloto probador de la próxima estación será Luca Badoer.

Se aguardaba una rueda de prensa de Ferrari, donde seguramente se formalizará el retiro de Schumacher, cuando finalice la actual temporada.

La prensa italiana adelantó que Schumacher seguramente mantendrá un rol dentro de Ferrari.

Dejá tu comentario