ETA asesina a dos policías mientras dirigían el tránsito

Portada Principal

Dos agentes de la policía vasca, un hombre y una mujer, fueron asesinados a tiros ayer en la localidad de Beasain (País Vasco, norte) en un ataque atribuido a la organización separatista ETA, informó el Departamento (ministerio regional) de Interior.

Los dos policías, pertenecientes al departamento de tráfico de la Ertzaintza (policía autónoma vasca), se encontraban dirigiendo el tráfico en un cruce cercano al hospital de Beasain cuando fueron tiroteados por un encapuchado, según la policía municipal de la localidad vasca, que precisó que no se produjo ningún enfrentamiento entre los policías y el autor de los disparos.

La mujer, identificada como Ana Isabel Arostegui, de 34 años de edad y madre de tres niños, murió prácticamente en el acto alcanzada por varios impactos de bala, uno de ellos en la cabeza. Su compañero, Javier Mijangos, de 32 años de edad y también casado, fue trasladado en estado muy grave al hospital de la Asunción de Tolosa, con una bala alojada en el cuello.

El agente falleció cuando estaba siendo intervenido quirúrgicamente apenas una hora después del atentado.

Ana Isabel Arostegi, cuyo cadáver quedó tendido en el lugar del atentado durante casi dos horas, es la primera mujer policía asesinada por la organización separatista vasca ETA y su muerte, junto a la de su compañero de patrulla, elevan a 13 el número de policías vascos asesinados por ETA desde la creación de este cuerpo policial en 1982.

ETA "se equivoca si cree que con esto nos va a amedrentar o nos va a crear una paranoia", afirmó Iñaki Castro, secretario general del sindicato ErNE, al que pertenecían los dos efectivos asesinados.

La policía vasca "va a responder con profesionalidad y lo que tenemos que hacer es redoblar nuestros esfuerzos para detenerles", añadió Castro.

La policía vasca se ha convertido en uno de los objetivos prioritarios de la organización armada vasca y es el cuerpo policial que más efectivos ha perdido a manos de ETA, desde que el grupo separatista rompió en enero de 2000 una tregua que había mantenido durante 14 meses.

Desde Lima, donde participa en la cumbre Iberoamericana, el jefe del Gobierno español, José María Aznar, expresó su "condena más categórica contra este atentado terrorista" y llamó "a la unidad" contra ETA y el terrorismo, en declaraciones difundidas por la emisora Radio Nacional de España (RNE).

También el lehendakari (presidente del gobierno vasco), Juan José Ibarretxe, de visita oficial en la República Checa, decidió dar por finalizado su viaje y volver urgentemente a España, tras condenar rotundamente y "con toda firmeza" el nuevo atentado de ETA.

"Qué terrible contradicción" que mientras unos "nos empeñamos en demostrar al mundo que (los vascos) somos un pueblo pacífico y trabajador (...) ETA vuelve a destrozarnos el país", dijo Ibarretxe en declaraciones difundidas por Radio Nacional de España.

Este nuevo ataque mortal tiene lugar apenas tres días después de que otros dos policías vascos resultaran heridos al hacer explosión una bomba en un parque de Bilbao.

El último atentado mortal de ETA contra la policía vasca tuvo lugar el 14 de julio pasado cuando el jefe de su unidad de inspección, Mikel Uribe, de 44 años de edad, fue asesinado a tiros cuando bajada de su coche en la localidad de Leaburu, 25 km al sur de San Sebastián.

El fallecimiento de los dos policías elevó a 15 el número de víctimas mortales de ETA en lo que va del año.

Dejá tu comentario