Evasión y contrabando: Béliz anuncia más operativos

Portada Principal

Explicó hoy el ministro de Justicia que los procedimientos realizados en conjunto por las fuerzas de seguridad se extenderán a combatir esos dos delitos. "Los operativos de seguridad que estamos realizando no se limitan solamente al tema desarmaderos", comentó el funcionario. "Vamos a avanzar en otros ámbitos como el que ayer se inició en el Área de piratas del asfalto", dijo.

El ministro de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, Gustavo Beliz, anunció hoy que los megaoperativos que viene realizando el denominado Comité de Crisis, con la participación de todas las fuerzas de seguridad, se extenderán a combatir el contrabando y la evasión impositiva.

"Los operativos de seguridad que estamos realizando no se limitan solamente al tema desarmaderos sino que vamos a avanzar en otros ámbitos como el que ayer se inició en el Área de piratas del asfalto", dijo Beliz a la prensa antes del acto de lanzamiento de la Mesa de Seguridad Ciudadana, del Diálogo Argentino.

El ministro precisó que entre los nuevos objetivos en la lucha contra la delincuencia se encuentran "el contrabando, la evasión impositiva y los diferentes delitos contra la propiedad y las personas que son una especial preocupación" para su cartera.

De esta manera el responsable de la seguridad a nivel nacional extendió los operativos a gran escala de las policías Federal y bonaerense, Gendarmería y Prefectura contra flagelos que afectan directamente a la recaudación impositiva.

El ministro también resaltó la participación de los vecinos y comerciantes para proteger a los jóvenes y los niños que concurren a colegios de la ciudad de Buenos Aires.

"Quiero señalar la importancia de la iniciativa que se lanzó en Núñez y Saavedra con un corredor en materia de seguridad educativa para que los chicos cuando entren o salgan de sus colegios sean vigilados correctamente", manifestó Beliz.

Consideró que de esta manera, los chicos están "protegidos por miembros de la Policía Federal, por comerciantes de la zona que están trabajando muy bien en coordinación con las fuerzas de seguridad y también por vecinos que están organizando sus vidas barriales".

El Dialogo Argentino, junto con el Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos de la Nación, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el Banco Interamericano de Desarrollo, lanzaron hoy la Mesa de Seguridad Ciudadana.

El encuentro se realiza desde las 9 en el auditorio Monseñor Octavio Derisi del edificio Tomás Moro de la Universidad Católica Argentina, ubicada en Alicia Moreau de Justo 1300.

Los encargados de la apertura fueron el ministro Beliz, el representante residente del Programa de las Naciones Unidas, Carmelo Angulo Barturen, y los delegados de los diferentes cultos religiosos, entre ellos la DAIA y otras organizaciones judías que se disculparon por su ausencia debida a que hoy (sábado) es un día sagrado en el que no tienen actividad extrareligiosa.

Participan el sacerdote Jorge Oesterheld de la Conferencia Episcopal Argentina; el Sheij Abdul Karim Paz, de la Organización Islámica Argentina; el pastor Emilio Monti, del Consejo Nacional Cristiano Evangélico y el representante en Argentina Banco Interamericano de Desarrollo, Daniel Oliveira.

También están presentes, el secretario de Seguridad Interior, Norberto Quantín; el secretario de Política Judicial y Asuntos Legislativos, Abel Fleitas Ortiz de Rozas, el secretario de Justicia y Asuntos Penitenciarios, Pablo Lanusse, y el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Eduardo Luis Duhalde.

Del lanzamiento participaron también autoridades nacionales, provinciales y locales del área, legisladores, del sector empresario, universitario, organizaciones de la sociedad civil, organizaciones sindicales y expertos.

Tras el acto, las diferentes comisiones, coordinadas por el constitucionalista Ricardo Gil Lavedra, comenzaron a debatir sobre los temas: Efectiva conducción política del sistema de seguridad; Participación ciudadana; Enfasis en la prevención; Calidad en la profesionalización policial; Coherencia normativa en materia de seguridad privada; Valoración de la dimensión regional de la seguridad; Visión integral de la función penitenciaria y Respeto por el estado de derecho.

"Asisto emocionado a esta nueva reunión fundamentalmente a comprobar como aquel carro desvencijado de enero de 2002 llamado dialogo argentino con una conducción discutida, con unos caballos cansados, con una opinión pública diferente, empieza a ser sustituido por un carro más potente que al menos a pasado al GNC", dijo Angulo Barturen.

El encargado del Programa de Desarrollo en la Argentina añadió que "el nuevo gobierno constitucional, a través del Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos con el liderazgo del ministro, se ha comprometido en un amplio proceso participativo de diálogo para desarrollar una política de Estado en el ámbito de seguridad".

"Esta agenda de democratización de la seguridad que se busca en este proceso participativo de diálogo debería incluir una visión integral, un abordaje comprensivo que reduzca los factores de riesgo y aumente los factores de contención y prevención en coherencia y no aisladamente con el resto de las políticas públicas", aconsejó el representante de la ONU.

Por su parte, Beliz aseguró en su discurso de apertura: "Tenemos una gran expectativa en este mesa de diálogo que hoy ponemos en marcha, tenemos una ilusión de que de un fruto muy positivo que pueda traducirse en un acuerdo nacional de seguridad ciudadana".

El ministro confió en que las conclusiones "trasciendan los límites de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el conurbano bonaerense y que se pueda extender a todo el país como una política nacional, de Nación, ejecutada a través de cada una de las instancias provinciales, municipales y barriales".

"De acuerdo a nuestra óptica la problemática de la seguridad no es una cuestión de derechas o de izquierdas, es una cuestión de vidas o de muertes, de respeto a las actividades básicas que merecemos todos los argentinos", definió el responsable de la seguridad interna.

Consideró que "La cuestión muy importante del diálogo es algo que para nosotros tiene que ver con la construcción.
Ninguno de nosotros supone que el diálogo tiene que ver con la pérdida de tiempo la discusión de cuestiones abstractas que nunca logran traducirse en acciones concretas".

Precisó que "el diálogo es amor en acción, capacidad de apertura, de reconstrucción de confianza, de reconocimiento de verdades que cada uno puede expresar de un modo siempre parcial, subjetivo y relativo para construir cuestiones que sean síntesis, puntos de encuentro y pasos adelante".

"Esta es una posibilidad de convertir o traducir estas cuestiones en un abordaje multidisciplinario en materia de justicia, seguridad y derechos humanos con el paraguas de lo social, un punto de vista muy importante para erradicar las causas que generan inseguridad de todos los argentinos", concluyó Beliz.

Dejá tu comentario