Explotan varios coches bomba en una zona turística de Egipto y dejan al menos 30 muertos

Portada Principal

Estallaron de manera casi simultánea 5 coches bomba en la ciudad balnearia egipcia de Sharm El Sheij, a orillas del mar Rojo. Dejó al menos 50 muertos y más de 150 heridos, la mayoría son turistas. En el lugar veranean muchos judíos. Egipto es un aliado importante de EEUU en Medio Oriente.

El Cairo (ANSA/Afp).- Al menos 50 personas murieron y otras 200 resultaron heridas, a causa de una serie de explosiones que sacudieron la madrugada del sábado la ciudad balnearia de Sharm el Sheikh, la localidad egipcia más visitada por los turistas sobre el Mar Rojo.

El gobernador de Sinai del Sur, Mustafa Afifi, dijo que los muertos por los atentados eran 50 y los heridos 150. No obstante, el Ministerio del Interior dio cuenta de 31 muertos y 107 heridos, mientras que los socorristas informaron sobre 40 víctimas mortales y 120 heridos.

La policía dijo que las explosiones fueron causadas por al menos cuatro coches-bomba en Sharm el Sheikh y en el complejo turístico de Naama Bay, en la península del Sinai.

Fuentes policiales indicaron que entre las víctimas de los ataques hay egipcios y muchos extranjeros, entre ellos ciudadanos británicos, italianos, holandeses, alemanes, israelíes, qataríes y kuwaitíes.

Además, se indicó que muchos trabajadores egipcios habían concurrido a los bares del mercado de Sharm el Sheikh, donde ocurrió la primera explosión, pasada la una de la mañana del sábado.

Las otras tres sucedieron quince minutos después en Naama Bay, a seis kilómetros de Sharm el Sheikh, en un centro comercial turístico, ante el Hotel Ghazala, cuya fachada quedó completamente destruida, y del Hotel Moevenpick.

Dos de los coches bomba, los que estallaron en dos hoteles, tenían matrículas extranjeras, informó el ministro del Interior egipcio, Habib el Adly, entrevistado por la cadena árabe Al Jazira. Según el ministro, los dos vehículos provenían de "otro país".

Cerca del Moevenpick se encuentra la residencia veraniega del presidente egipcio, Hosni Mubarak.

Naama Bay es el área de Sharm el Sheikh con mayor cantidad de hoteles, en estos días repletos de turistas, muchos de ellos europeos.

Cuando sucedieron las explosiones la gente salió a las calles presa del pánico, temiendo otras detonaciones. Es habitual que a la hora que ocurrieron las explosiones esa zona esté llena de personas paseando o tomando algo en los bares, sobre todo después de un día de calor intenso.

Según los primeros testimonios, las detonaciones se escucharon a kilómetros de distancia y los vidrios de las ventanas de muchos edificios estallaron en pedazos.

Una turista, María Teresa Ruta, relató que se encontraba con su familia de compras en la calle principal de Naama Bay cuando sintieron la primera explosión y poco después la segunda.

"A ese punto nuestros amigos nos gritaron 'escapen, son atentados'. Entre tanto se apagaron las luces en toda la zona. Nos encontramos junto al mar, estaba la luna, pero la escena era terrible. Nos dimos cuenta de que las explosiones golpearon a los hoteles Ghazala e Moewenpick. Logré ver la fachada del primero, derrumbada, destruida", dijo la mujer citada.

Ese es uno de los hoteles de lujo de Naama Bay, que tiene 176 habitaciones repartidas en cuatro construcciones. El 7 de octubre pasado, 34 personas murieron en tres atentados que destruyeron el hotel Taba Hilton, en la frontera con Israel, siempre en la península de Sinai.

Dejá tu comentario