Feroz asalto a banco

Portada Principal

Cuatro ladrones armados con ametralladoras y armas largas entraron ayer a robar en el banco Galicia en momentos en que la sucursal bancaria se encontraba repleta de clientes.

Los delincuentes redujeron a golpes a un policía e hirieron de tres balazos a otro que intentó impedir el asalto, tras lo cual escaparon con el dinero de cuatro cajas. Durante la huida se tirotearon con varios policías que salieron en su persecución.

El robo al banco Galicia se convirtió en el sexto hecho con similares características que se registró en todo el país en los últimos siete días.

El policía baleado, identificado como Gabriel Díaz, de 35 años, fue operado en el Hospital Churruca de las tres heridas de bala, y su estado era estable, según indicaron fuentes médicas. De acuerdo con el relato de algunos testigos, los delincuentes arribaron en dos automóviles y contaron con la colaboración de al menos otras dos personas que actuaron como campana.

Antes de ingresar en el banco, sorprendieron por la espalda a un policía que se encontraba en la puerta como custodio y lo obligaron a entrar en la sucursal. Dentro del local, los ladrones robaron dinero de las cuatro cajas, pero en la huida se toparon con el policía Díaz que cumplía tareas adicionales en la zona.

Un chofer de un taxi fue quien le habría avisado a Díaz sobre el robo. «Yo vi cuando los delincuentes ingresaron en el banco. Entonces fui y le avisé a un policía que estaba en la otra esquina», dijo el taxista, quien prefirió no ser identificado. En plena fuga, uno de los ladrones baleó al policía Díaz en las piernas y en el abdomen. Luego, los asaltantes se subieron a una Renault Kangoo y escaparon. Sin embargo, cuando llegaron a la calle Constitución al 3300 fueron interceptados por un patrullero, por lo que se originó una pequeña persecución y un enfrentamiento. Allí, los ladrones abandonaron el Kangoo y subieron a otro vehículo, en el cual continuaron la fuga.

La Policía montó un operativo, aunque los delincuentes hasta anoche no habían podido ser apresados.

El policía herido es casado y con dos hijas de 8 y 10 años, y cumple funciones en el cuartel cuarto de bomberos, en el barrio de Recoleta.

Dejá tu comentario