19 de diciembre 2004 - 00:00

Finalizó la cumbre de Cambio Climático con acuerdos mínimos

Se comprometieron los países más desarrollados a estudiar los perjuicios que este fenómeno provoca sobre las naciones menos favorecidas.

El ministro de Salud y Medio Ambiente, Ginés González García, participó del cierre de la cumbre COP 10.
El ministro de Salud y Medio Ambiente, Ginés González García, participó del cierre de la cumbre COP 10.
La cumbre sobre ambientalismo COP 10, que se desarrolló en Buenos Aires, culminó ayer con la aprobación de un programa por el cual los países más desarrollados se comprometen a estudiar los perjuicios que el cambio climático provoca sobre los estados menos favorecidos.

El acuerdo, denominado Programa de Acción para la Adaptación al Cambio Climático, fue uno de los pocos avances logrados durante el encuentro mundial sobre clima, que estuvo dominado por la tensión entre las posiciones de Estados Unidos, la Unión Europea y los países en vías de desarrollo.

El plan de acción hace hincapié en el relevamiento de información tendiente a establecer cuáles son los daños reales que el cambio climático provoca globalmente, pero en especial en los países menos favorecidos.

Al respecto, el documento aprobado en la COP-10 propicia la transferencia de recursos tecnológicos desde el denominado "primer" mundo hacia las naciones más pobres para estudiar allí las causas de los desastres climáticos.

Asimismo, en el programa se señala que los países desarrollados deben transferir "fondos" y poner en práctica "acciones concretas" para que las regiones más pobres del mundo puedan superar las consecuencias del cambio climático hasta tanto surtan efecto las medidas tomadas para mitigarlo.

La décima sesión de la Conferencia de las Partes (COP 10) de la Convención Marco de las Naciones Unidas para el Cambio Climático se llevó a cabo durante dos semanas en el predio de la Sociedad Rural de Palermo.

La principal traba en las negociaciones se centró en torno a la aplicación del Protocolo de Kyoto, un programa de reducción de la emisión de gases de efecto invernadero en los países desarrollados que entrará en vigor el 16 de febrero próximo y expirará en 2012.

Los representantes de la Unión Europea intentaron que se iniciaran discusiones a partir de lo dispuesto en el mencionado protocolo.

Sin embargo, Estados Unidos -que no suscribió el Protocolo de Kyoto- obstaculizó esas negociaciones, al señalar que aún sería prematuro discutir líneas de acción para luego del 2012.

En lo formal, la discusión fue zanjada por una propuesta argentina, que convoca a un panel de expertos para seguir trabajando para buscar alternativas para luego de 2012, aunque no genera nuevos compromisos a los países miembros de la COP.

La COP 10 se realizó del 6 al 17 de este mes, pero las tratativas y las posiciones estaban tan estancadas que los miembros partes temieron por momentos si la cumbre terminaría con algún resultado optimista, algo que se logró de manera tibia.

Incluso los países más pequeños, en particular las islas, llamaron a las potencias a aunar criterios y poner algo de esfuerzo en pos de encontrar una solución a esta problemática.

Dejá tu comentario