FMI: economía dice que faltan definiciones políticas

Portada Principal

Sostuvo el vocero de prensa del Palacio de Hacienda que para llegar a un nuevo acuerdo con el Fondo "hay una buena parte de definiciones políticas remanente". "Se sigue trabajando constructivamente con el FMI", afirmó. Y aseguró que el Gobierno y el organismo "están trabajando con el propósito" de cerrar el convenio el 9 de septiembre.

En la negociación para llegar a un nuevo acuerdo a tres años de plazo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) "hay una buena parte de definiciones políticas remanente" tanto en el Gobierno argentino como en el organismo internacional, admitieron hoy en el Palacio de Hacienda.

El vocero de prensa de la cartera económica, Armando Torres, hizo esa afirmación, en referencia a las cuestiones técnicas que aún no han sido acordadas y que dependerán básicamente de una decisión a nivel político.

Entre las asignaturas pendientes, figura la meta de superávit primario que se fijará para los años 2004, 2005 y 2006 que el FMI exige que aumente gradualmente desde un piso de 3 por ciento hasta un 4,5 por ciento.

En cambio, la postura del Gobierno de Néstor Kirchner es que la pauta sea de 3 por ciento para los tres años, para que no afecte el crecimiento de la economía, ya que para cumplir con un superávit mayor se necesitaría aplicar un fuerte ajuste.

"El tema del superávit es una de las cuestiones centrales en la negociación", señaló Torres.

El ministro de Economía, Roberto Lavagna, estuvo reunido hoy durante media hora con el representante permanente del FMI en la Argentina, John Dodsworth, para continuar avanzando en la negociación.

Del encuentro participó también el secretario de Finanzas, Guillermo Nielsen, quien previamente se entrevistó a solas con el funcionario del Fondo para analizar la marcha del diseño de propuesta de la reestructuración de la deuda.

Esa propuesta será presentada ante los acreedores privados el 23 y 24 de septiembre en la Asamblea Anual del FMI que se realizará en Dubai.

El portavoz también precisó que el próximo martes arribará al país una misión técnica encabezada por el encargado de monitorear el caso argentino, John Thornton.

"Se sigue trabajando constructivamente con el FMI", afirmó el vocero de Lavagna y aseguró que el Gobierno argentino y el organismo internacional "están trabajando con el propósito" de cerrar el acuerdo para el 9 de septiembre.

Ese día, la Argentina deberá enfrentar el pago de un vencimiento impostergable con el FMI por 2.900 millones de dólares, y en caso de que para esa fecha no esté listo el acuerdo, el Gobierno deberá decidir si utiliza o no reservas del Banco Central para cumplir con ese compromiso.

Dejá tu comentario