G-8 anunció ayuda a países pobres pero no hubo acuerdo sobre calentamiento global

Portada Principal

Decidió el Grupo de los países más industrializados perdonar la deuda de las naciones más pobres y dar una ayuda de u$s 50.000 millones a Africa. También un paquete para Palestina. No hubo acuerdo sobre el cambio climático.

Gleneagles (AFP) -. Enlutada por los ataques perpetrados el jueves contra Londres, la cumbre del G8 decidió ayer en Escocia condonar la deuda de los países más pobres y aumentar la ayuda a Africa, con la esperanza de que esas medidas contribuirán a combatir el terrorismo.
   
"Hablamos ahora bajo la sombra del terrorismo, pero no va a eclipsar lo que vinimos a hacer aquí", declaró el primer ministro Tony Blair al término de la cumbre de tres días celebrada en un exclusivo hotel en Gleneagles, en el centro de Escocia.
   
"El objetivo del terrorismo no es sólo matar y perjudicar a los inocentes, sino también generar desesperación y cólera en el corazón de la gente", afirmó Blair, quien procedió a anunciar las medidas adoptadas por esta cumbre, que estuvo precedida por masivas movilizaciones y protestas en todo el mundo.

"Vinimos aquí en solidaridad con Africa", destacó el premier británico, anunciando que el G8 (Alemania, Estados Unidos, Gran Bretaña, Japón, Francia, Italia, Canadá y Rusia) se comprometió a incrementar la ayuda a Africa en 50.000 millones de dólares para el 2010.

"No es lo que todos querían, pero es un avance", señaló Blair, quien preside este año el G8.
   
Los jefes de Estado y de Gobierno de los miembros del G8 prometieron también 3.000 millones de dólares para Palestina "en los próximos años", para impulsar el proceso de paz en la región.

El G8 ratificó además un acuerdo para cancelar la deuda multilateral de 18 países pobres - entre ellos Bolivia, Honduras, Nicaragua y Guyana - y prometió esforzarse para que los enfermos de sida reciban tratamiento.

Los líderes se comprometieron asimismo a "actuar ya" para "frenar la emisión de gases de efecto invernadero", luego de que Estados Unidos reconociera por primera vez que el calentamiento de la tierra puede ser causado por la actividad humana.
   
Sin embargo, el G8 no logró definir ninguna meta concreta para paliar el calentamiento del planeta, denunciaron organizaciones ecologistas.
   
Los líderes confirmaron su voluntad de "entablar un diálogo sobre el cambio climático, las energías limpias y el desarollo duradero" con los países emergentes, de los cuales cinco (China, India, Brasil, Sudáfrica y México) participaron el jueves en la cumbre de Gleneagles.
   
Además, el G8 se puso de acuerdo para suprimir, en una "fecha creíble" los "subsidios agrícolas" otorgados por Estados Unidos y los países europeos a sus agricultores, que son denunciados por los países pobres y en desarrollo de Africa, América Latina y Asia.
   
"Para la agricultura, nos comprometemos a reducir sustancialmente las ayudas que distorsionan el comercio y a mejorar sustancialmente el acceso al mercado", afirmó el G8 en su declaración.
   
Pero la coalición de 600 organizaciones que lanzó una campaña mundial para erradicar la pobreza, pese a que reconoció algunos "avances en el tema de la deuda y de la ayuda", denunció que los líderes "se quedaron cortos" en sus acuerdos, y "no hicieron nada para volver el comercio más justo".

Según Blair, el acuerdo no significa "el fin de la pobreza en Africa, pero es una esperanza de que esta miseria puede ser erradicada".
   
Sin embargo, esta cumbre pasará seguramente a la historia no tanto por estas promesas, sino porque a su sombra se produjeron los atentados contra el corazón de Londres, que dejaron al menos 50 muertos y cientos de heridos.

Dejá tu comentario