Ganó oficialismo, pero la abstención fue alta

Portada Principal

Catamarca - En el segundo test electoral del año, el Frente Cívico y Social (FCS) -liderado por la UCR, y con el apoyo de Néstor Kirchner- triunfó ayer previsiblemente en los comicios para renovar la mitad de la Legislatura provincial.

La coalición que gobierna Catamarca desde 1991 -hoy de la mano del radical Eduardo Brizuela del Moral- obtenía anoche 35,60% de los votos, contra 25,82% del PJ (de Luis Barrionuevo) y 9,03% del Movimiento de Acción Popular (MAP) (de Ramón Saadi).

La nota la dio el alto nivel de abstención de sufragantes. Anoche la participación rondaba entre el 55% y el 60% del padrón, una de las más bajas de la provincia. El panorama más grave se vivía en la capital, con 50% del padrón ausente. Sin embargo, según Brizuela del Moral, «no fue una abstención récord».

En octubre de 2003, cuando se votaron allí legisladores nacionales, la abstención había sido de 44%. El bajo porcentaje ayer de votantes se acercó incluso al nivel de abstención de los comicios de octubre de 2003 a nivel paí s, cuando no sufragó 42,67 por ciento del padrón (en rigor, entre abstención y votos nulos y blancos).

Hasta anoche, el FCS lograba sumar 9 diputados y 4 senadores,
perdiendo así algunas bancas. Al cierre de esta edición, la electa diputada provincial por el PJ, Liliana Barrionuevo, admitió la victoria del FCS y responsabilizó a la dirigencia justicialista por la derrota.

El FCS da continuidad así al buen momento del radicalismo, que el domingo anterior había ganado la gobernación de Santiago del Estero de la mano de otro Frente Cívico, liderado por el radical Gerardo Zamora, que ayer viajó a Catamarca para sumarse a los festejos.

En el caso de ayer, con el recuerdo fresco de la derrota del PJ en Santiago -pese al apoyo nacional- Kirchner
prefirió montarse en la fórmula ganadora del frente oficialista, incluyendo candidatos propios. Una maniobra que ya había realizado en octubre de 2003.

Aun así,
la diferencia obtenida en su favor por el FCS no era anoche la esperada, y algunos culpaban a la dispersión de votos provocada por la existencia de una lista del Frente para la Victoria, creada por el propio vicegobernador, Hernán Colombo.

El peronismo, en tanto, sufrió una previsible derrota, aunque menor a la esperada, en vista de su división. El sello oficial -en manos de Barrionuevo- sumaba anoche 6 diputados y 4 senadores. En tanto, los hombres de Saadi -por fuera del PJ- se alzaban con 3 diputados.

Si se suman los votos de ambos partidos, se obtiene como resultado que
el electorado peronista ronda hoy en Catamarca en torno a 35%, un dato que ya están apuntando en el FCS, en vista de que esa cifra hubiera sido suficiente para aspirar al triunfo.

En una tarde signada por altas temperaturas -con hasta 40 grados en zonas del interior-,
la apatía fue protagonista de la jornada. Por la mañana, luego de emitir su voto, Brizuela del Moral señaló que la baja participación «no es sólo un problema de Catamarca, sino del país e internacional», e hizo referencia al caso de España, que sufrió una abstención de 57 por ciento en el referendo de febrero pasado para la aprobación de la Constitución de la Unión Europea.

Dejá tu comentario