Gobernadores piden cautela a Moyano

Portada Principal

Los gobernadores adelantaron que no podrán afrontar el pago del adicional de $ 500, por única vez a fin de año, que impulsa la Confederación General del Trabajo (CGT) como paliativo de la inflación de los últimos meses. A los cuestionamientos desde el sector empresarial se suma la cautela de los mandatarios provinciales, que condicionan el acatamiento a la propuesta a nuevos aportes del gobierno nacional, ya que las cuentas en el interior no permiten «semejante gasto extra». Por caso, el gobernador bonaerense, Daniel Scioli, pidió analizar «con mucho cuidado» la posibilidad de que se pague una suma extra a los trabajadores en relación de dependencia a fin de año.

Señaló que «se viene haciendo un esfuerzo muy importante recomponiendo el salario».

«Me consta el esfuerzo del gobierno nacional para ir recomponiendo el salario de los trabajadores», explicó Scioli, quien de todos modos pidió tener «cuidado» en el análisis de un aumento salarial.

Desde la CGT, pretenden que los trabajadores perciban una suma fija no remunerativa de $ 500 en diciembre, por única vez, como «paliativo» ante la suba de precios registrada en los últimos meses.

En este marco, el gobernador de Buenos Aires insistió en que sería «justo» que la provincia de Buenos Aires recuperara fondos de la coparticipación que perdió en los años 80.

  • Coparticipación

    «Vamos a hacer el esfuerzo por recuperar los puntos (de coparticipación) que se han perdido. Si yo tuviera eso hoy se podrían hacer muchas más cosas. No es una excusa, no me gusta dar excusas, sino hacerme cargo», explicó.

    También desde Tucumán lanzaron una advertencia. Los ministros de Gobierno, Edmundo Jiménez, y de Economía, Jorge Jiménez, aseguraron que no se dará un aumento sin que la Nación lo disponga. Los funcionarios reiteraron que la provincia seguirá las pautas salariales que fije el Poder Central. Es así como las expectativas del Poder Ejecutivo tucumano están centradas en la bonificación de $ 500, que sería una chance para paliar los reclamos en la provincia.

    Consultado sobre la posibilidad de que Tucumán se adhiera a esa medida, que terminarían de acordar esta semana los funcionarios nacionales y la cúpula de la CGT, el ministro de Economía local fue más bien cauteloso al afirmar que «no se tiene la certeza» de que se vaya a otorgar. No obstante, aclaró que, de confirmarse, la provincia solicitará los recursos a Nación para poder efectuar el pago correspondiente a los empleados tucumanos. «Una vez que se defina en la Nación, tendremos que ir a pedir la plata. Nos tiene que ayudar porque no estamos en condiciones de afrontar semejante gasto», recalcó.

    Por su parte, el ministro de Gobierno de José Alperovich, quien está al frente de las negociaciones con los gremios estatales, reiteró que la provincia acompañará las pautas salariales que fije la Nación «como lo viene haciendo desde que asumió el gobernador. Siempre la política fue seguir las pautas nacionales, es decir, ir adecuando a la provincia los aumentos que se hacían en el orden nacional. Ahora, por cierto, vamos a tratar de hacerlo así también», manifestó el funcionario.

    El titular de la cartera de Gobierno admitió que «siempre los incrementos nacionales son costosos para la provincia, porque no cuenta con recursos propios para afrontarlos. Pero, de todas maneras, durante todo el gobierno de Alperovich venimos acompañando los incrementos nacionales y así vamos a tratar de hacerlo», insistió el ministro.
  • Dejá tu comentario