21 de octubre 2001 - 00:00

Gobierno refuerza medidas ante presencia de ántrax

Todas las fuerzas de seguridad fueron puestas en alerta ayer y se coordinará con las empresas de correo medidas de control para prevenir el ingreso de correspondencia con la bacteria del ántrax a la Argentina.

Así lo resolvió ayer el Consejo de Seguridad que se reunió en la Secretaría de Seguridad con la presencia de su titular, Enrique Mathov, y el ministro del Interior, Ramón Mestre.

De la reunión, que se extendió por una hora, participaron también representantes de la Policía Federal, la Prefectura Naval, la Gendarmería, la Policía Aeronaútica y de todas las empresas de correo que operan en la Argentina.

Al termino de la reunión, Mestre señaló que "no hay motivos para alarmarse" por la llegada de una carta con la bacteria del ántrax a la Argentina que recibió una mujer en el barrio porteño de Parque Patricios.

Al mismo tiempo, el ministro del Interior solicitó a la gente que las cartas sospechosas de contener ántrax sean embolsadas y entregadas a las fuerzas de seguridad para ser analizadas.

Sin embargo, añadió que "no hay que entrar en pánico y pensar que cualquier correspondencia" tiene ántrax.

Mestre anuncio, además, que se habilitó el número telefónico 0-800-555-5065 para que la población pueda hacer consultas sobre la bacteria o preguntar qué hacer si recibe una carta sospechosa.

El funcionario señaló que los organismos de seguridad coordinarán con las empresas de correo las medidas que se tomarán para prevenir un contagio de ántrax.

Explicó que "las precauciones son tratar de individualizar la correspondencia que contenga agente químicos", y precisó que se establecerá "una línea de control" en los correos, que "pondrán su esfuerzo".

Señaló que "el terrorismo está en plena actividad, primero con la agresión física (por los ataques en Estados Unidos) y ahora con agentes bacteriológicos".

Por su parte, el secretario de Seguridad, Enrique Mathov, indicó que "las personas que tienen dudas sobre su estado de salud" tras abrir una carta pueden dirigirse "a cualquier hospital para hacerse los análisis".

El funcionario añadió que "en todo el mundo se tomarán medidas para neutralizar" las cartas que puedan contener "elementos contaminantes", aunque no precisó cuales son las medidas.

El Consejo de Seguridad se reunió ayer luego de que el viernes a la noche el ministro de Salud de la Nación, Héctor Lombardo, informó que una carta enviada a una mujer desde Estados Unidos contenía la bacteria del ántrax, que puede producir la muerte.

"El pánico se ha creado", reconoció Lombardo ayer. El funcionario destacó que esa situación es uno de los efectos buscados por una acción bioterrorista de ese tipo, "además del riesgo" de contagio de la enfermedad.

El ministro destacó la actitud de la comisión que nuclea a las fuerzas de seguridad del país, en el sentido de recomendar qué actitud tomar ante la aparición de algún sobre "sospechoso".

El funcionario insistió en que "no hay ninguna persona que sufra esta enfermedad en nuestro país" y destacó que "más de mil cartas dieron negativo" en los análisis realizados en el Instituto Malbrán, de esta capital.

Lombardo ratificó ayer que, como en el caso detectado, "si el sobre no fue abierto no hay posibilidad de que la persona se contagie" con ántrax.

Al respecto, el director del Instituto Malbrán, Andrés Ruiz, advirtió que "uno no puede decir nunca que es cero el riesgo, pero es improbable" el contagio si el sobre no es abierto.

También explicó que "cuando ponen polvo en un sobre lo hacen para que haya una dispersión más efectiva de las esporas" y destacó que "cuando está impregnado en papel la dispersión es más difícil".

En el sobre contaminado con ántrax que ingresó al país la bacteria estaba en el papel, sin que existiera algún polvo u otro elemento extraño para difundir la bacteria.

Por otra parte, Lombardo insistió en la necesidad de que quienes reciban un sobre "sospechoso" lo aíslen y den aviso de inmediato a las autoridades, al tiempo que instó a no tirarlo a la basura, para evitar las posibilidades de esparcir la bacteria.

También aseguró que existe "suficiente producción del antibiótico" en el país como para enfrentar posibles casos de ántrax.

Dejá tu comentario