Grave: arrasador temporal provocó cinco muertos y daños millonarios

Portada Principal

Vastos sectores de la zona sur del conurbano bonaerense fueron ayer por la madrugada el trágico escenario de un violentísimo temporal de lluvia y viento que, como saldo de su despiadado paso, produjo la muerte de cinco personas -tres de ellas niños-, cerca de 200 heridos, alrededor de 1.500 evacuados y millonarios daños materiales.

El feroz meteoro -que también afectó en menor medida a la zona oeste y a la Capital Federal-comenzó a descargar su ira cerca de las cero hora y se prolongó hasta pasadas las seis de la mañana, teniendo un pico de violencia pasadas las tres de la madrugada.

En algunas zonas alcanzó características de tornado, dejando centenares de viviendas dañadas -en especial en la localidad de Guernicay provocando la voladura de techos y la caída de árboles y postes de tendido eléctrico.

La ciudad de Guernica sufrió, de lejos, la peor parte de la catástrofe.
La cabecera del partido de Presidente Perón quedó sin luz, sin agua ni teléfono, y se registraron numerosos daños materiales, tanto en la zona céntrica y en el área comercial como en los barrios de los alrededores -por ejemplo en la zona de Villa Numancia-. El panorama era verdaderamente desolador, propio de una catástrofe con escasos precedentes en la región.

Los pobladores no pueden creer lo que ven sus ojos, nada quedó en pie y las calles semejan un basural de lodo y restos de muebles, juguetes y desperdicios varios, y se hace difícil imaginar por dónde se empezará para recuperar esta ciudad. Para colmo de males se destruyó un criadero clandestino de víboras, lo que permitió escapar decenas de especímenes de venenosas yararás y cascabeles, que presuntamente eran utilizadas para elaborar crotoxina.

Hospital

Grave víctima del azote climático fue el Hospital Zonal General de Agudos Cecilia Grierson, de esta ciudad, que quedó inoperable en 70 por ciento, según las autoridades locales; incluso una ambulancia fue dada vuelta por la violencia del viento y otra se estrelló contra una pared. Como consecuencia, los cientos de evacuados debieron ser trasladados durante la madrugada a la Escuela 10 de Presidente Perón y a la Casa del Niño, donde recibieron asistencia.

Pero sin duda el efecto más lamentable fue la muerte de tres pequeños
-dos varones y una nena de cinco años-registrada en las localidades de González Catán, partido de La Matanza; Glew, de Almirante Brown, y Carlos Spegazzini, de Ezeiza.

En todos los casos la causa fue la caída de árboles sobre las viviendas en que habitaban.

Otra de las pérdidas humanas se dio en la ciudad de Carlos Tejedor, donde el peón rural
Héctor Frías, de 40 años, fue alcanzado por un rayo que le produjo serias quemaduras en el cuerpo y un paro cardiorrespiratorio.

La muerte restante sucedió en Tristán Suárez, Ezeiza, donde una mujer de 60 años murió de un paro cardíaco al ver cómo se desplomaba el techo de su vivienda.

El gobernador
Carlos Ruckauf -que recorrió parte del distrito de Presidente Perón-reconoció estar «sorprendido» por la violencia del temporal, (ver aparte).

A su vez, durante la tarde de ayer el ministro de Gobierno,
Raúl Othacehé, dio una conferencia de prensa en la cual aseguró que la ayuda se suministrará «de manera descentralizada», con la «participación activa de los municipios».

También hubo evacuados en los partidos de Berisso, La Plata y General Las Heras y se produjeron graves daños en los distritos de Esteban Echeverría, Ezeiza, Almirante Brown, Carmen de Areco y La Matanza.

Los servicios también fallaron, ya que la caída de postes provocó el corte de la energía eléctrica y en algunas zonas del suministro de agua
. En rigor, 750 mil usuarios fueron afectados por un apagón entre las 0.45 y la 1.30 de ayer debido a una falla del Sistema Interconectado Nacional. Pero luego el temporal complicó las cosas y dejó sin energía a 190 mil usuarios (de Edenor) y 104 mil de Edesur.

A las 18 de ayer cerca de 95 mil afectados seguín sin energía y se estima que el flagelo podría continuar hoy, debido a los graves daños que sufrió la red. En tanto, la empresa abastecedora de agua, Azurix, indicó que la baja en la electricidad dejó momentáneamente sin funcionamiento su planta de Punta Lara y pozos de La Plata y de seis localidades más.

Trenes

También fueron afectados ramales de la ex línea General Roca del ferrocarril, ya que en su mayoría los trenes circulaban en forma «condicional» o bien estuvieron cancelados.

El ramal Constitución-Glew circuló tan sólo hasta la localidad de Temperley, mientras que hubo demoras de hasta 40 minutos en los tramos La Plata-Villa Elisa y Ezeiza-Cañuelas.

También debió ser interrumpido el servicio con destino a Mar del Plata, por lo que cientos de pasajeros quedaron varados en la terminal de trenes hasta las 11, hora en que comenzaron a salir los trenes.

Por su parte, en el partido de Morón, al noroeste de la zona más afectada, también se sufrió el impacto del temporal. Aquí no hubo heridos ni evacuados, pero sí cientos de vecinos con el agua por las rodillas, muy molestos con la empresa de recolección de residuos (Cliba), ya que en la noche previa no se juntaron las bolsas, que taparon las bocas de tormenta, haciendo que el agua circule en cantidad hacia las viviendas.

Dejá tu comentario