Habló hija de Saddam: Regímen cayó por "traición" de iraquíes

Portada Principal

Lo aseguró en una entrevista con la cadena árabe Al Arabiya. Acusó a estrechos colaboradores de su padre. En diálogo con la CNN, Raghad Hussein le envió un mensaje a Saddam. "Que Dios lo proteja y lo mantenga a salvo", dijo. El ex dictador iraquí realizó ayer un nuevo llamado a los iraquíes a que resistan.

Las hijas de Saddam Hussein, refugiadas en la capital jordana, expresaron ayer su cariño por su padre, quien en un nuevo mensaje llamó a redoblar la resistencia a las tropas de ocupación de Estados Unidos, las que ayer tuvieron tres heridos en diversos hostigamientos y sufrieron la voladura de un gasoducto.
 
Un nuevo mensaje atribuido a Hussein fue difundido ayer por el canal de televisión Al Jazira, de Qatar, en momentos en que el ejército estadounidense afirmaba estar "cerrando el cerco" en torno al ex presidente iraquí.
 
La supuesta voz de Saddam llama a los iraquíes a proteger las propiedades del Estado y de su desaparecido partido, el Baas, "hasta que todo vuelva a la normalidad".
 
La voz, que también exhorta a los iraquíes a resistir la ocupación estadounidense y británica, asegura que la cinta fue grabada el 27 de julio.

Por otra parte, su hija Raghad, de 36 años, entrevistada por la CNN en Amman, donde les dio asilo el propio rey Abdallah, le dijo a su padre, "te quiero, te echo de menos", mientras su hermana Rana, de 34, expresó, "que dios lo proteja y lo mantenga a salvo".
 
Agregaron que el último encuentro con su padre lo tuvieron cinco días antes de la invasión a Irak, lo calificaron de "increíble", por lo emotivo, y dijeron que ahí decidieron separarse y desde ese momento estuvieron "escondidas" hasta que el jueves viajaron a Jordania.
 
Raghad, en otra entrevista con la cadena Al Arabiya, acusó a estrechos colaboradores de su padre de haberlo traicionado, lo que permitió la rápida caída de Bagdad en manos de los estadounidenses.
 
Estas declaraciones desvirtúan su presunto enfrentamiento con Saddam, quien mandó matar a sus dos maridos, altos oficiales iraquíes que desertaron el 8 de agosto de 1995, brindaron información sobre el armamento iraquí a Estados Unidos y Gran Bretaña y fueron muertos a su regreso el 23 de febrero de 1996.

Mientras tanto, cuatro iraquíes murieron ayer y tres soldados norteamericanos resultaron heridos en diversos ataques contra las fuerzas estadounidenses al oeste de Bagdad, informaron fuentes militares.
 
"Cuatro agresores murieron en un ataque contra una formación de reconocimiento a las 8,33 (hora local; 1.33 en argentina)", afirmó el sargento Keith O'Donnell, vocero del tercer regimiento de caballería blindada con sede en Ramadi, 100 kilómetros al oeste de Bagdad.
 
Según el sargento O'Donnell, las fuerzas norteamericanas, acantonadas al oeste de Bagdad, recibieron ocho ataques en las últimas 24 horas. "Hacía tiempo que no teníamos tantos" ataques, agregó.
 
Por otra parte, ayer se registró también un atentado contra un gasoducto, según informaron fuentes de la refinería de Baiji, 200 kilómetros al norte de Bagdad y cercana al ducto en llamas.

La instalación, que alimenta a una de las principales centrales eléctricas de Bagdad, comenzó a arder el jueves luego de una gran explosión, dijeron vecinos del lugar.

Entre tanto, militares norteamericanos arrestaron ayer a dos miembros del antiguo partido en el poder en Irak, el Baas, durante una operación contra dos casas en Tikrit, feudo del ex presidente iraquí a 180 kilómetros al norte de Bagdad, indicó un portavoz del ejército estadounidense.

"Las dos personas fueron detenidas a las 16 (hora local, 9 en Argentina) durante una incursión" de las tropas estadounidenses, declaró el capitán Robert Isabella, portavoz militar en Tikrit y añadió que "se trata de miembros del partido Baas a nivel subalterno".
 
"Varios helicópteros prestaron asistencia a las tropas terrestres" durante esa operación, agregó.

Dejá tu comentario