20 de marzo 2005 - 00:00

Hilda Duhalde: "Si se atreve, que Solá ponga fecha a elecciones"

Desafió así la diputada al gobernador de Buenos Aires. Además dijo que va a denunciar al mandatario, cuando éste "despida" a funcionarios duhaldistas. Fue en el lanzamiento de la Línea Lealtad.

La diputada nacional Hilda Chiche Duhalde desafió al gobernador bonaerense Felipe Solá a convocar a elecciones internas del PJ de Buenos Aires.
La diputada nacional Hilda "Chiche" Duhalde desafió al gobernador bonaerense Felipe Solá a convocar a elecciones internas del PJ de Buenos Aires.
La diputada Hilda Chiche González de Duhalde desafió ayer al gobernador de Buenos Aires Felipe Solá a que fije la fecha de elecciones internas y aseguró que va a denunciar al mandatario, cuando éste "despida" a funcionarios duhaldistas.

En el lanzamiento de la Línea Lealtad concretado en Tres de Febrero, Chiche Duhalde, que fue la encargada de pronunciar el discurso de cierre, le advirtió a Solá que la paciencia del duhaldismo ya llegó a su fin.

"Primero vamos a denunciar los actos de discriminación y segundo le vamos a enseñar al gobernador cuantos pares son tres botas y si se atreve, que ponga fecha de elecciones", fue el desafío de Chiche.

Un párrafo antes, Chiche dijo que "estamos fuertemente unidos para ayudar al presidente (Néstor) Kirchner en el camino iniciado y al gobernador, pero hasta acá llegó nuestra paciencia con Solá. En política lo vamos a enfrentar".

Además, la esposa del caudillo bonaerense le pidió a Solá que "no tenga miedo" que "no tenga actitudes histéricas" y le reclamó "buena gestión" y "responsabilidad".

"Yo le pido al gobernador que no tenga miedo, que no tenga actitudes histéricas, que lo vamos a acompañar, pero le vamos a exigir buena gestión", añadió Chiche.

En el Centro Deportivo número 2 de Caseros, ubicado en Alberti 5040 de esa ciudad, el duhaldismo realizó una muestra de poder que consistió en reunir a legisladores nacionales, provinciales, intendentes y concejales para el lanzamiento de la línea Lealtad con la que piensan enfrentar a Solá.

Aunque no asistió al encuentro, del cual fue el ingeniero, Eduardo Duhalde estuvo presente en los discursos de todos los dirigentes.

El acto arrojó otro dato sumamente relevante, y es que el duhaldismo ratificó la vigencia de su alianza con el presidente Néstor Kirchner.

Sobre este punto, Chiche Duhalde fue clara: "No debemos hacer el juego a los que pretenden que el justicialismo se divida, porque el justicialismo es la garantía de la gobernabilidad a nivel provincial y también nacional".

En el documento que la vicegobernadora Graciela Giannetassio leyó al promediar el acto, el duhaldismo aseguró que Kirchner es "es nuestro Presidente y estamos orgullosos de su desempeño".

"De la mano del presidente Kirchner, la Argentina del trabajo y de la producción está triunfando. Hemos recuperado la racionalidad económica sin abdicar de la defensa del interés nacional", señaló el duhaldismo.

En otro párrafo de su documento, el duhaldismo elogió al gobierno por que la Argentina "ha vuelto a ser reconocida en el mundo sin someternos a las recetas del fracaso que aconsejan los poderoso. Hemos fortalecido nuestro vínculo sudamericano sin renunciar a nuestra identidad nacional".

Otro orador, el titular del bloque de diputados nacionales justicialistas José María Diaz Bancalari, intento evitar que se involucrara a Kirchner en la disputa entre Solá y Duhalde.

"Los problemas del PJ bonaerenese los solucionamos los peronistas de la provincia. No es bueno buscar involucrar al Presidente que ya tiene bastante con pelear contra intereses muy importantes", señaló el también titular del PJ bonaerense.

Otro dato importante surgido del encuentro, es que el duhaldismo anuncio que impulsará una reforma de la Carta Orgánica del PJ bonaerense para que los legisladores provinciales, intendentes y concejales solo puedan ocupar esos cargos durante dos períodos.

El titular del Congreso provincial, Osvaldo Mercuri deberá convocar a un encuentro del máximo cuerpo partidario para tratara las modificaciones a la Carta Orgánica con las que el duhaldismo apunta a satisfacer reclamos internos.

El duhaldismo promoverá "la integración de por lo menos un 30 por ciento de jóvenes en las listas de candidatos a cargos electivos y la apertura de mesas seccionales que confluyan a una mayor participación de la militancia en cada una de las secciones electorales".

Y para realizar otra muestra de poder, el duhaldismo convocó a un Congreso de militantes del sector para el 15 de abril.

El documento no hizo mención a Solá, aunque si se utilizó varias veces la palabra "Lealtad" con la que se parecía apuntar al gobernador y a su sector.

El lanzamiento del duhaldismo entrañaba dos mensajes con sendos destinatarios, y en tonos muy opuestos. El presidente Néstor Kirchner podrá observar satisfecho como el duhaldismo ratificó la vigencia de la alianza que une al líder patagónico con Duhalde.

En ese sentido, el titular de la Cámara de Diputados, Osvaldo Mercuri aseguró que el duhaldismo dara "un apoyo irrestricto a todas las políticas del presidente Néstor Kirchner, que va a tener el respaldo del PJ bonaerense al cambio y a la actitud frentista que impulsa".

El restante destinatorio de los mensajes del acto fue el gobernador Solá que recibió todas las críticas y ataques del duhaldismo.

Como si la disputa se tratara de un partido de fútbol se pudo escuchar al titular de la Cámara de Diputados bonaerense, Osvaldo Mercuri, decir que Solá es un "llorón. Llora permanentemente, quizás porque no está teniendo la gestión que debería tener".

Un postura un tanto más moderada tuvo la vicegobernadora Graciela Giannetassio, que aseguró que las diferencias internas con Solá "son cuestiones independientes de los compromisos institucionales que ambos tenemos".

"Esto (por la pelea) no va a afectar la gobernabilidad ni la labor parlamentaria, la Legislatura esta trabajando bien", añadió Giannetassio.

Los caciques tradicionales del duhaldismo que dejaron trascender su enojo ante la decisión de Duhalde darle aire a dirigentes "más presentables" y nuevos, debieron guardarse las criticas ante una nueva orden del caudillo bonaerense.

"Entre el jueves y el viernes, Duhalde llamó uno por uno a los enojados y les ratificó que este es el tiempo de las caras nuevas, que hay que darle paso a dirigentes que se manejen mejor ante la opinión pública", explicó un ex ministro de Duhalde que trabajó febrilmente en la confección del documento.

Dejá tu comentario