Hubo 250 alertas por atentados desde 7-J

Portada Principal

La policía Metropolitana confirmó hoy que recibió 250 falsas alarmas de atentados suicidas en Londres, desde los atentados terroristas del pasado 7 de julio en la capital británica.

El alto comisionado para Scotland Yard, Sir Ian Blair, informó que desde los ataques del 7-J, la policía recibió al menos 250 llamados de alarmas por atentados suicidas al sistema de transporte londinense.

Además, aclaró que en siete ocasiones, los efectivos policiales consideraron las alertas "serias o muy graves", aunque poco después se confirmó tratarse de falsas alarmas.

"Recibimos al menos siete llamadas por alertas de ataques suicidas, y estuvimos muy cerca de actuar, pero después comprobamos que se trataba de falsas alarmas", explicó el funcionario policial.

Con relación a la ejecución del inmigrante brasileño Jean Charles de Menezes, asesinado el viernes pasado por error por la policía en la estación de metro de Stockwell (sur de Londres), Ian Blair declaró que fue "un terrible error", aunque aclaró que la policía "actuó para proteger a la población".

Menezes, de 27 años, recibió ocho disparos, siete de ellos en la cabeza, luego de negarse a detenerse en una persecución policial.

El portavoz de Scotland Yard confirmó también que desde los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, la policía británica puso en práctica la llamada Operación Kratos, que admite "tirar a matar" en casos de posibles atentados suicidas.

Por su parte, el abogado especialista en derechos humanos, Imran Khan, pidió al gobierno de Tony Blair cambiar las tácticas de la policía, para evitar "errores" como los que cometió la policía el viernes pasado con Menezes.

En ese sentido, el parlamentario laborista Lord Ahmed, advirtió que los inmigrantes ilegales podrían correr si los agentes policiales los detienen en la vía pública.

"Aunque debemos atrapar a aquellos inmigrantes ilegales o asilados políticos falsos, no podemos dispararles porque no son terroristas", agregó.

Dejá tu comentario