Intentan rescatar a tripulación de un submarino encallado

Portada Principal

Está enganchado a 190 metros de profundidad en los cables de una antena de vigilancia. Hay 7 tripulantes a bordo y tienen oxigeno hasta el lunes. La nave militar rusa hacía una inmersión de rutina.

Moscú (Télam-SNI).- Un submarino militar ruso encalló en el Pacífico a 190 metros de profundidad con siete marineros a bordo que tienen oxígeno hasta el lunes, mientras equipos de Estados Unidos, Japón y el Reino Unido acudían en su ayuda, informó la marina rusa.

"Habrá que izar no sólo el batiscafo sino todo el sistema" de una antena de vigilancia costera, explicó el comandante de la Flota del Pacífico, el almirante Víctor Fedorov.

En un principio se pensó que el submarino estaba atrapado por unas redes de pesca, pero luego se confirmó que está enganchado a los cables de una antena de vigilancia costera en el fondo del mar.

La nave hacía una inmersión de rutina a unos 100 kilómetros al sur de la ciudad Petro-Pávlovsk de Kamchatka, en el extremo oriental de Rusia.

El almirante ruso dijo que "la operación se complica porque la antena está sujeta al lecho del mar con un ancla de 60 toneladas de peso.

Para que la inmersión sea posible habrá que provocar una explosión del ancla para arrancar el sistema del fondo marino".

El submarino, de 13,5 metros de longitud y 5,7 de ancho, diseñado para tareas de inteligencia, rescate e investigación, encalló ayer cuando hacía ejercicios militares en la bahía de Berezovaia, al sur de la península de Kamchatka, dijo el vocero de la Marina rusa, el capitán Igor Dygalo.

 El comandante Fedorov dijo que la tripulación tiene aire hasta el lunes, pese a que otros oficiales habían afirmado que sólo había oxígeno para 24 horas más.

"La mezcla de oxígeno es suficiente para que los siete miembros de la tripulación respiren hasta el lunes 8 de agosto.

Llevaremos a cabo la tarea con nuestro propio esfuerzo y sacaremos el submarino a la superficie", dijo Fedorov.

El almirante dijo que se establecían contactos "sonoros" con la tripulación, aunque no telefónicos, cada 30 minutos, y que los siete oficiales y suboficiales atrapados estaban todos vivos e ilesos.

Fedorov dijo que se pidió a los tripulantes permanecer en posición horizontal y reducir al mínimo el consumo de energía hasta que sean liberados.

Al anunciar el siniestro, el capitán Dygalo había dicho que el aire sólo alcanzaba para un día.

"Hay aire para un día, sólo un día. La operación está en marcha. Tenemos un día y se tomarán medidas intensivas y activas para rescatar al sumbmarino AS-28 y a la tripulación", dijo Dygalo, y señaló que dos barcos rusos se hallaban en la zona para cortar las redes en las que se enredó el aparato.

Aunque a mucha menor escala, el accidente del AS-28 recordó de inmediato la tragedia del submarino nuclear Kursk, que se hundió en agosto de 2000 en el fondo del mar de Barents, con 118 tripulantes a bordo que murieron en el hecho.

Tras el desastre del Kursk, la Marina y el gobierno rusos enfrentaron fuertes críticas por ser demasiado lentos para pedir ayuda extranjera.

En esta oportunidad la reacción fue muy diferente y en declaraciones a la cadena NTV, Dygalo anunció hoy que además de 10 barcos rusos que participarán en el rescate, "Rusia pidió ayuda a Estados Unidos, Japón y el Reino Unido".

Dygalo dijo que Estados Unidos enviará a Rusia en avión una nave submarina de rescate no tripulada que puede llegar a unos 2000 metros y que está equipada con luces de alto poder, un sonar y cámaras de video, aunque advirtió que el aparato tardaría unas 13 horas en llegar al lugar desde San Diego, California.

El Reino Unido anunció que también enviará a un avión con un equipamiento para el rescate, pero tampoco llegará antes de mañana, agregó Dygalo.

Un vocero de la Agencia de Defensa japonesa dijo que cuatro barcos militares fueron enviados al lugar para la operación de salvataje, pero explicó que arribarán a la zona del siniestro en los próximos tres o cuatro días.

Construido en 1998, el submarino AS-28 posee una capacidad de inmersión de 1000 metros.

Dejá tu comentario