Kirchner: Normalizar el país no es sólo que cierren números

Portada Principal

Lo dijo en la ceremonia oficial por la declaración de la Quebrada de Humahuaca como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Dijo que su prioridad son "quienes necesitan una mano reparadora del Estado". Kirchner fue a Jujuy acompañado por Eduardo Duhalde. Durante el viaje mantuvieron una reunión a solas, luego de la cita pedida por Duhalde para el jueves y que había sido postergada.

El presidente Néstor Kirchner sostuvo ayer que "algunos creen que normalizar la Argentina es que solo cierren los números, pero ellos tienen que mirar el rostro de estos jujeños a quienes hay que hacerles lugar, porque ellos luchan para una Argentina de
pie". Fue en el discurso que pronunció durante la ceremonia oficial por la declaración de la Quebrada de Humahuaca como Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad por parte de la Unesco, en un acto que se realizó en la Posta de Hornillos, ubicada a 77 kilómetros al norte de San Salvador de Jujuy.

"A mí no me importaba llegar al gobierno para tener títulos honoríficos. Siempre dijimos que vamos a integrar la Argentina al mundo pero no lo vamos a hacer arrodillándonos ante nadie ni siendo súbditos de nadie", afirmó Kirchner apenas arribó a esta capital.

Acompañado por el ex presidente Eduardo Duhalde, con quien compartió todo el viaje a bordo del Tango 01 encerrado en su oficina casi sin tener contacto con el resto de la comitiva, Kirchner señaló que "primero es lo primero y, por eso, nos vamos a ocupar de los pobres e indigentes que necesitan el respaldo de la patria".

Si bien no trascendió el contenido de la charla entre Kirchner y el ex presidente a bordo del avión presidencial, fuentes oficiales aclararon que "están en contacto permanente, hablan muchas veces por teléfono y no les hace falta estar reunidos a solas".

Apenas llegó a Jujuy desde Buenos Aires, Kirchner comentó que estaba "emocionado, porque es verdad que la patria empieza en Jujuy y termina en Tierra del Fuego" y destacó que "este reconocimiento resalta una parte viva de nuestra cultura y
naturaleza".

Junto al vicepresidente Daniel Scioli y otros funcionarios de su gabinete, el jefe de Estado recordó que "como gobernador me tocó vivir la declaración de las Cuevas de las Manos y el Perito Moreno como patrimonio cultural de la humanidad y ahora tengo la oportunidad como Presidente de compartir este honor con ustedes en el otro extremo de la patria".

Recordó que durante la campaña electoral cuando estuvo en Jujuy prometió volver, "por eso vuelvo a Jujuy porque soy un hombre de palabra y cumplo, y hoy (por ayer) me siento junto a ustedes y vamos a trabajar fuertemente con Scioli y los funcionarios de mi gobierno para reparar años de postergación y olvido de Jujuy".

En ese sentido, agregó que "sabemos que hay que construir ladrillo por ladrillo, pero vamos a trabajar para levantar la pared que hace falta en la Argentina, luchando contra la pobreza y la corrupción".

Kirchner se traslado desde el aeropuerto de Jujuy a la Posta de Hornillos en helicóptero, acompañado por Duhalde y los gobernadores de Jujuy, Eduardo Fellner; de Salta, Juan Carlos Romero; de Tucumán, Julio Miranda y de Catamarca, Oscar Castillo.

El resto de la comitiva, el ministro del Interior, Aníbal Fernández; de Trabajo, Carlos Tomada; de Educación, Daniel Filmus; el secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini; de Cultura, Torcuato Di Tella y el titular de la Cámara de Diputados, Eduardo Camaño, hicieron el trayecto por tierra en camionetas y debieron parar varias veces a lo largo del camino para saludar a la gente que creía que Kirchner iba con ellos.

Al inaugurar los discursos, Fellner agradeció el apoyo del gobierno nacional por "haber apuntalado esta patriada del pueblo jujeño, que hoy (por ayer) finalizó con la declaración de la Unesco" y recordó que "esto era el sueño de unos pocos locos y hoy es un orgullo de todos los argentinos".

El mandatario provincial consideró que la declaración de la Unesco es "una herramienta importante ya que a través de ella la provincia podrá lograr impulso turístico y podrá promocionar productos autóctonos en el mundo".

Tras la ceremonia oficial, el Presidente recorrió las instalaciones de la Posta y asistió a la tradicional ceremonia de la Pachamama, junto a Scioli y Duhalde.

Allí, el presidente -que una vez más rompió el protocolo y bajó del palco para saludar a la gente- recibió regalos de representantes de las diferentes comunidades autóctonas como lámparas y cuadros y.

"Lo saluda un carapálida", le dijo el presidente Kirchner a una representante de la comisión de Abra Pampa, cuando le entregó un presente en el palco oficial.

De inmediato el Presidente se inclinó y recibió un gorro de cuero de zorro con cola, se lo colocó en la cabeza e hizo un gesto de aprobación a los jujeños que llegaron hasta la Posta de Hornillos para verlo de cerca.

Hablaron también durante el acto el titular de al Comisión Local de Sitio de Tumbaya, Celestina Nievas Avalos y el titular de la misma entidad de Maimará, José Angel Mamani, quienes resaltaron "la importancia y la riqueza de la Quebrada" y solicitaron al
presidente que aplique "políticas claras y fuertes para preservar la cultura regional".

Finalmente, Kirchner entregó una bolsa blanca con regalos a su ahijado, el séptimo hijo varón de una familia jujeña, a quien alzó y con quien jugueteó unos minutos en el palco, mientras saludaba al resto de la familia.

Dejá tu comentario