Kirchner se reunió con empresarios de la construcción

Portada Principal

Las obras de infraestructura anunciadas por el Gobierno nacional cuentan con con los recursos presupuestarios y financieros correspondientes para su concreción, según garantizó hoy el presidente Néstor Kirchner a los empresarios de la construcción.

La garantía del financiamiento estatal para las obras, que globalmente comprenden una inversión de 4.800 millones de pesos, fue brindada por el propio Kirchner ante la cúpula directiva de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), durante un encuentro que mantuvieron en Casa de Gobierno.

La cifra global contempla el "programa Plurianual", que en materia de obras públicas se propuso llevar a cabo el Gobierno.

Así lo manifestó el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, en una rueda de prensa que ofreció en la Casa Rosada junto con los dirigentes de la CAC.

"El Presidente hizo hincapié en que las obras anunciadas tienen el encaje presupuestario y financiero correspondiente", enfatizó el ministro.

En la reunión, fue analizada la política oficial en materia de planificación de las obras estatales, y fundamentalmente, el desarrollo
de infraestructura.

Los empresarios, que calificaron el encuentro como "muy auspicioso", para el sector de la construcción, elogiaron la disposición de la administración Kirchner y asumieron el compromiso de colaborar con el Gobierno en la realización de las obras públicas en el corto plazo, como también en las previstas a largo plazo, cuya fecha tope será el 2007.

"El Presidente es alguien muy cercano a la obra pública y conoce los problemas del sector, por lo que fue una reunión alentadora y auspiciosa", dijo el jefe de la CAC, Eduardo Baglietto.

De Vido, por su parte, recordó el listado de obras oficiales previstas en lo inmediato, que comprenden los planes para inundaciones; viviendas y de tendido de la red eléctrica que -en tres tramos- se llevará desde Puerto Madryn, en Chubut; hasta R¡o Turbio en Santa Cruz.

Precisó que en el caso del plan de construcción de viviendas, los pliegos tendrán condiciones claras para la conversión a trabajo proactivo de los beneficiarios del plan social Jefes y Jefas de Hogar.

Baglietto enfatizó respecto de la decisión que encontró en el jefe de Estado de poner en marcha "un Estado cumplidor" y defendió el comienzo de la inversión pública como "un motor" para la posterior inversión del sector privado.

"Los países que han sufrido crisis profundas como la nuestra han comenzado su desarrollo con inversión pública. Y en cuanto a los riesgos de inversión privada toda la construcción lo ha hecho. Ha sufrido mucho y ha perdido mucho", expresó.

Los directivos de la CAC confirmaron que existe preocupación en el sector por la demora en el resurgimiento del crédito de la banca privada, en la misma lí¡nea de pensamiento que el Gobierno, dijeron.

"Hay preocupación para que se ponga en marcha de nuevo, es vital para la construcción. Esperamos que se pueda renovar la confianza y el crédito a tasas razonables", afirmó Aldo Roggio al término de la conferencia.

Dejá tu comentario