La Capital, sitiada por otra fuerte protesta de piqueteros

Portada Principal

La mayor movilización piquetera desde que asumió Néstor Kirchner generó ayer un caos vehicular sin precedentes en la Capital Federal y en distintos puentes que unen la Ciudad con el conurbano.

Entre las 10.30 y las 13.30 las protestas dejaron prácticamente aislada a la Ciudad de la provincia de Buenos Aires.

Tanto, que el tránsito de autos en los puentes Pueyrredón, Alsina, La Noria, la intersección de Panamericana y Márquez y la Ruta 3 en La Matanza estuvo poco menos que paralizado.

Esta vez, a los acostumbrados reclamos de planes de empleo y alimentos, los manifestantes (más de 7 mil) exigieron la anulación de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final.

La situación se agravó cuando las columnas piqueteras confluyeron con
los docentes de la provincia de Buenos Aires, quienes cumplieron una jornada de huelgas, con pedidos al gobierno de mejoras salariales y condiciones laborales.

• Temprano

Los piquetes se iniciaron a primeras horas de la mañana con una serie de actos del Movimiento Barrios de Pie (MBP) sobre la avenida Panamericana. Si bien los manifestantes tenían pautado marchar hacia el Ministerio de Trabajo, abandonaron la idea y decidieron caminar hacia los supermercados Carrefour y Coto de Avellaneda, en reclamo de alimentos. Uno de los máximos referentes de esa agrupación, Jorge Ceballos, adelantó que «este fin de semana vamos a discutir los pasos a seguir en los comedores de los barrios y muy posiblemente estaremos incrementandonuestro plan de lucha hasta que el ministro de Trabajo (Carlos Tomada) nos escuche».

La dirigente
Fabiana Torres también dirigió todas sus críticas hacia la cartera de trabajo. «No entendemos este trato tan agresivo hacia nosotros, ya que nos obligan a tomar medidas de fuerza, cuando veníamos planteando desde hace más de 6 meses la necesidad de ir solucionando los problemas en parte. ¿La respuesta?... nunca nos atendieron», sentenció.

Otra columna confluyó bajo las banderas del
Movimiento Teresa Rodríguez (MTR), que terminó cortando el tránsito sobre las céntricas avenidas Corrientesy Leandro N. Alem. El grupo más numeroso estuvo integrado por la izquierdista Corriente Clasista y Combativa, que reclamó al Congreso y al gobierno el desprocesamiento de piqueteros detenidos y un aumento a 300 pesos de los subsidios por desempleo.

Al momento de la retirada de la Plaza de Mayo, alrededor de 700 personas nucleadas en la CCC se desprendieron de la columna principal y acompañaron a una delegación de trabajadores de la empresa Brukman. Esta vez el escenario de protesta fue la Legislatura porteña, donde reclamaron el tratamiento del proyecto de ley donde se propone la recuperación de esa planta mediante un período de autogestión de los empleados. Ante el reclamo, algunos delegados lograron ser recibidos por autoridades del cuerpo, y tras una breve reunión anunciaron por megáfono que «el proyecto todavía falta que sea considerado por algunas oficinas técnicas, por lo que nos recomendaron que fuéramos a visitar a cada bloque legislativo a fin de conocer qué posición tienen».

Si bien el enuncio no conformó a los congregados, optaron por levantar la medida de fuerza y se retiraron hacia la avenida 9 de Julio, donde aguardaban los numerosos micros en los que habían accedido al microcentro.

Dejá tu comentario