Las tropas de Israel invadieron una zona autónoma palestina

Portada Principal

Jerusalén (AFP, Reuters, EFE) - En un hecho inédito desde el inicio del régimen de autonomía en 1994, el ejército israelí reocupó ayer durante varias horas territorios palestinos de la Franja de Gaza, tras una fulminante operación por aire, tierra y mar.

El general Yair Naveh, comandante de la brigada del ejército en Gaza, dijo en un primer momento que las tropas podrían permanecer «en estos lugares el tiempo que sea necesario: días, semanas, meses». Sin embargo, sorpresivamente, a última hora de ayer el ejército había completado su retirada. Con todo, la breve toma de una superficie de cinco km2 en la «zona A», bajo control total de la Autoridad Palestina, dejó entre la población una fuerte sensación de que la reocupación es una opción factible para Israel, algo que seguramente buscaba advertirles el primer ministro, Ariel Sharon, cuando ordenó la polémica medida. Esta fue rechazada incluso por Estados Unidos (ver aparte), mientras observadores advertían sobre la posibilidad de que ante una escalada de la violencia, Israel decida dar por tierra con los acuerdos de autonomía palestina.

Culpas

«Después de completar su misión, las fuerzas israelíes están saliendo de la Franja de Gaza y están regresando a sus posiciones previas», dijo el ejército israelí en un comunicado. Las fuerzas de seguridad palestinas confirmaron poco después que la retirada del sector de Beit Hanun se había completado con la salida de unos seis transportes de tropas y camiones especiales para trasladar tanques.

El comunicado israelí culpó a los palestinos de la escalada de violencia y dijo que «el ejército israelí ve a los palestinos como los responsables directos de lo que ha ocurrido en su territorio, incluyendo la violencia y los actos terroristas, como el asesinato de colonos y soldados israelíes».

La decisión fue tomada por Sharon y por el ministro de Defensa israelí,
Binyamin Ben Eliezer, quienes impartieron la orden al jefe del estado mayor, el general Shaul Mofaz, informó Radio Israel. La emisora dijo también que Sharon informó a Estados Unidos de la decisión después de que Washington le pidiera públicamente retirar sus tropas de las áreas tomadas. «Siempre dijimos que sucedería cuando concluyera la operación militar», afirmó Raanan Gissin, portavoz del primer ministro. Agregó que la retirada «no tiene nada que ver con las críticas vertidas poco antes por el Departamento de Estado» norteamericano.

Durante su operación por tierra, mar y aire, la más feroz desde que comenzó, en setiembre, la Intifada palestina, el ejército israelí disparó obuses de tanque contra posiciones de la policía y de la Fuerza 17, la guardia personal del presidente
Yasser Arafat. Establecieron puntos de control en las principales vías terrestres de la Franja de Gaza, dividiendo el área en tres partes. Según una fuente de seguridad palestina, seis posiciones de los servicios de seguridad fueron ocupadas por las fuerzas israelíes. En los ataques murieron cinco palestinos, entre ellos un niño de 10 años, según informaron fuentes médicas palestinas.

La medida se tomó en respuesta a al disparo por parte de palestinos de cinco obuses de mortero contra una localidad del sur de Israel, los que no provocaron ni víctimas ni daños.

La Autoridad Palestina denunció como una violenta escalada la operación del ejército israelí en la Franja de Gaza y llamó al gobierno israelí a poner fin a sus «agresiones».

«Hacemos responsable al gobierno israelí de la peligrosa escalada, en particular en la franja de Gaza», declaró el consejero de Arafat,
Nabil Abu Rudeina.

«No se trata de una ocupación sino de una toma de control de una franja de territorio que tiene un ancho de varios cientos de metros y alcanza, en algunos lugares, a un km», precisó por su parte el portavoz del ejército,
Ron Kitrey.

En tanto, la rama militar del movimiento islamista palestino Hamas reivindicó los disparos de mortero y prometió nuevos ataques. Según Hamas, los disparos de mortero son «una réplica directa a las incursiones israelíes contra nuestro pueblo la última de las cuales fue contra el combatiente
Mohammad Yassine Nassar», un militante muerto el sábado en una explosión en Gaza imputada a Israel por el movimiento.

Incursión

Casi 70% de la Franja de Gaza se encuentra bajo control total de la Autoridad Palestina. Los soldados israelíes están presentes en ese territorio para asegurar la protección de las colonias judías y el control de las fronteras de Gaza con Egipto e Israel. Esta nueva escalada en los territorios palestinos, se sumó a una enérgica incursión israelí, el lunes, contra una estación de radar y una posición antiaérea del ejército sirio en el Líbano, repudiada por todos los países árabes y organizaciones extremistas. Siria llegó a advertir a Israel que pagaría «muy caro» su ataque contra el ejército sirio en el Líbano y puso a sus tropas en alerta máxima, pero el jefe de la diplomacia israelí, Shimon Peres, excluyó la posibilidad de un conflicto generalizado en Medio Oriente como los que tuvieron lugar en junio de 1967 o en octubre de 1973.

Dejá tu comentario