Londres: 13 personas murieron en ataque a micro. Ya hay 50 víctimas fatales

Portada Principal

Más de 50 personas murieron en los atentados de ayer contra la red de transportes de Londres, anunció hoy el jefe de la Policía Metropolitana británica (Scotland Yard), Sir Ian Blair, en conferencia de prensa.

"Lamentablemente, estas cifras no son exageradas", dijo Blair, y agregó que el número de muertos no podía precisarse aún ya que había cadáveres todavía no rescatados de varias personas entre los restos de uno de los subtes.

Trece personas murieron en el ataque con bomba a un autobús de dos pisos en Londres, dijo.

El jefe de Scotland Yard agregó que otras 700 personas resultaron heridas, y que 22 de ellas se hallan en estado crítico.

Ian Blair señaló además que los investigadores aún no tienen indicios de que atacantes suicidas hayan cometido los atentados, los peores en su tipo en la historia del Reino Unido.

Sentado junto a Blair, el jefe de operaciones especiales de Scotland Yard, Andy Hayman, explicó que la policía sospecha que las bombas estallaron en el piso o bajo los asientos de los vagones de los subtes y del colectivo atacados.

La nueva cifra de víctimas fatales supera considerablemente la de 37 muertos dada ayer por la misma policía británica y se acerca más a la suministrada por algunos medios de prensa locales y por ministros de otros países europeos.

Una organización previamente desconocida y autodenominada Grupo Secreto de la Jihad (Guerra Santa) de Al Qaeda en Europa reivindicó los atentados en un mensaje en Internet y dijo que fueron en venganza por la participación del Reino Unido en la invasión y ocupación de Irak y Afganistán.

El ministro del Interior, Charles Clarke, dijo hoy que el gobierno británico "toma muy en serio" el mensaje de reivindicación de ese grupo vinculado a Al Qaeda, pero aclaró que los investigadores no eliminan "ninguna otra alternativa".

En tanto, mientras las fuerzas de seguridad lanzaban una vasta cacería para dar con los responsables de los ataques, los londinenses bajaban, aunque con renuencia, por las bocas del subte, pero los colectivos llevaban menos pasajeros que lo normal tras los cuatro atentados de ayer en la hora pico de la mañana.

Dejá tu comentario