Mantienen 120% del impuesto rural. Baja en 25% a cumplidores

Portada Principal

Buenos Aires - En un intento de calmar los ánimos de los ruralistas, el gobierno bonaerense anunció que bonificará con 25% de descuento en el Inmobiliario Rural a los productores que hayan cumplido con el pago de ese tributo en los últimos años. Sin embargo, ratificó que no habrá marcha atrás en la aplicación del flamante aumento de ese impuesto, que será de entre 40% y 120%.

Paralelamente, la Federación Agraria Argentina convocó ayer a productores y cooperativas agropecuarias de la provincia a una asamblea por realizarse mañana en la ciudad de Bolívar, con el objeto de rechazar el incremento del tributo.

La medida lanzada por el gobierno de Felipe Solá -que representa para las arcas bonaerenses resignar la percepción de $ 80 millones- fue anunciada ayer por el ministro de Asuntos Agrarios bonaerense,Raúl Rivara, luego de la reunión que el mandatario mantuvo en La Plata con la mesa directiva de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP).

Rivara explicó que en la reunión, el gobernador «se comprometió a aplicar 25% de descuento en el Inmobiliario Rural a aquellos productores que hayan pagado en término el impuesto en los últimos cinco años». Sin embargo, aclaró que el plazo para ser considerado como de «buen cumplimiento»
podría acortarse a los últimos tres años, lo que permitiría que alrededor de 70 por ciento de los productores sea alcanzado por ese beneficio.

Para modificar el porcentajede bonificación,
que actualmente es de 10%, el gobierno deberá enviar en los próximos días un proyecto de ley a la Legislatura provincial para modificar la ley impositiva sancionada en diciembre pasado.

• Meta

Según Rivara, el gobierno «espera que esa ley sea aprobada antes de marzo, para que se pueda aplicar en la primera cuota de vencimiento del Inmobiliario Rural». Con esta medida, el gobierno intentará atenuar el impacto del incremento del tributo dispuesto por la ley impositiva, que establece aumentos que van de 40% a 120%, de acuerdo con la zona geográfica en la que se encuentren los campos.

El presidente de CARBAP,
Javier Jayo Ordoqui, aseguró que en la reunión se le planteó al gobernador «la inequidad que significa el aumento del Impuesto Inmobiliario Rural». «La presión impositiva se ha hecho inaguantable, y la foto de la devaluación con la ventaja que significaba para el productor agropecuario ya no existe».

Dejá tu comentario