Más de 80% abandonó Gaza

Portada Principal

Desmanteló el gobierno israelí 18 de las 21 colonias de la franja de Gaza. Las operaciones se detuvieron por "shabbat". Ayer se registraron más incidentes.

Neve Dekalim, Franja de Gaza (AFP). - En menos de una semana, el gobierno israelí desmanteló 18 de las 21 colonias de la franja de Gaza, la última de ellas Gadid, evacuada en apenas algunas horas de ayer, mientras el ejército seguía desalojando a las últimas familias de Neve Dekalim, la capital de estas implantaciones.

Gadid quedó vacía de sus 300 habitantes ayer al mediodía, antes de que el ejército suspendiera sus operaciones hasta el domingo por el 'shabbat', la fiesta religiosa semanal para los judíos.

De los 8.000 colonos que vivían en la franja de Gaza hasta el inicio de esta operación, sólo quedan dentro del territorio algo menos de 25%.

La próxima semana, el primer ministro israelí Ariel Sharon visitará la franja de Gaza para reunirse con los responsables militares y policiales encargados del desalojo, informaron miembros de su gabinete.

"La retirada israelí de la franja de Gaza es el resultado de los sacrificios hechos por nuestro pueblo", aseguró por su parte el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abas, en Rafah, al sur de la franja.

La mayoría de los colonos abandonaron la región por su propia voluntad antes de que el ejército les obligara a salir por la fuerza y para estar seguros de recibir las indemnizaciones del gobierno.

Pero desde el miércoles, soldados israelíes irrumpieron en varias de las colonias para expulsar por la fuerza a sus habitantes, en una operación que pone fin a 38 años de ocupación.

Según fuentes militares, la evacuación, que iba a durar en principio un mes, terminará en poco más de una semana, ya que los soldados no encontraron tanta resistencia como la esperada en numerosas colonias.

"Puede que el martes o el miércoles, los últimos colonos sean desalojados de la franja de Gaza", declaró el general Dan Harel, al mando de la región sur.

Hasta ayer, la evacuación forzosa no había comenzado todavía en Bnei Atsmona, Katif y Netzarim, una de las colonias más radicales.

El ejército afirmó que están completamente desalojadas Tel Katifa, Bedolah, Kerem Atsmona (donde ya empezó la destrucción de las casas), Morag, Ganei Tal, Dougit, Gadid y Netzer Hazani.

Otras implantaciones están vacías o casi vacías aunque no fueron todavía oficialmente declaradas como tales: Rafiah Yam, Peat Sade, Nissanit, Shirat Hayam, Kfar Hayam, Slav, Elei Sinai, Gan Or, Neve Dekalim y Kfar Darom.

Además de las 21 colonias de Gaza, el gobierno israelí ordenó también evacuar cuatro implantaciones del norte de Cisjordania.

Dos de ellas ya fueron completamente desalojadas.

"Hasta ahora hemos encontrado resistencia en todos los lugares pero no ha habido desórdenes importantes, salvo en Kfar Darom, donde se sobrepasaron todos los límites", indicó el general Gai Tzur.

Se refería al comportamiento de los colonos atrincherados en el tejado de la sinagoga, que lanzaron ácido a los militares y policías que intentaban hacerlos bajar.

Todos ellos deberán explicarse ante la justicia.

En total, en Kfar Darom hubo 75 personas heridas, 31 de ellos militares y policías, y 250 detenidos.

Sharon calificó de "bandas de salvajes" a estos activistas. "Cuando vi a aquellas bandas de salvajes atacar violentamente a los policías y soldados desde el tejado de la sinagoga mi tristeza por la evacuación se vio sustituida por un sentimiento de cólera", declaró al diario Yediot Aharonot.

El jueves, Neve Dekalim, considerada la 'capital' de la Franja de Gaza con 2.500 habitantes, también fue prácticamente evacuada una vez que la sinagoga, invadida por unos 1.000 jóvenes radicales, fue desalojada.

Policías y militares tuvieron que sacar del lugar uno a uno a los activistas y colonos refugiados desde hacía tres días, en escenas llenas de emoción.

Sólo algunas familias seguían en sus casas ayer por la mañana.

Además, otro bastión de la resistencia, Shirat Hayam, también fue controlado en las últimas horas después de escenas de violencia e histeria.

Al margen de la retirada, un cohete tipo 'katiusha' fue disparado desde el territorio jordano contra la estación balnearia de Eilat, al sur de Israel, sin provocar víctimas.

El ataque, sin precedentes en la región, se produjo después de otro contra el vecino puerto jordano de Aqaba, también a orillas del mar Rojo, en el que murió un soldado jordano.

Dejá tu comentario