Misión FMI se reunió con Mosse para fijar metas fiscales

Portada Principal

La misión técnica del Fondo Monetario Internacional (FMI) se reunió hoy con funcionarios del Palacio de Hacienda para continuar definiendo las metas fiscales macroeconómicas que contendrá el nuevo acuerdo a tres años de plazo.

La delegación que encabeza el representante permanente del FMI en la Argentina, John Dodsworth, se entrevistó con el secretario de Hacienda, Carlos Mosse, para supervisar la evolución de las cuentas públicas y avanzar en el establecimiento de las proyecciones fiscales trianuales.

En el encuentro, ambas partes se concentraron en delinear un esquema de pautas crecientes de superávit primario -no contempla el pago de los intereses por la deuda- hasta alcanzar un nivel de 4 por ciento en el 2005.

Este tema es clave porque el nivel de ahorro fiscal que se fije determinará la capacidad de pago del Gobierno a los acreedores externos.

También se discutieron algunos parámetros del Presupuesto 2004 que el Poder Ejecutivo debe girar al Congreso antes del 15 de septiembre para cumplir con el cronograma que estipula la ley.

El objetivo es que esta semana esté listo el primer borrador del acuerdo entre la Argentina y el organismo internacional, y el texto definitivo de la carta de intención estaría preparado para el 20 de agosto.

El memorándum sería tratado por el directorio del organismo el próximo 2 de septiembre.

El objetivo es que el acuerdo a tres años le permita refinanciar al país vencimientos por 12.500 millones de dólares que existen con el FMI durante ese período.

El actual acuerdo vence el 31 de este mes y las negociaciones se hacen a contrarreloj, ya que el 9 de septiembre la Argentina deberá enfrentar el pago de un vencimiento con el Fondo por casi 3.000 millones de dólares.

Mañana le tocará el turno a la cúpula directiva del Banco Central recibir al staff técnico del Fondo para evaluar la marcha del programa monetario y fijar las pautas en ese área para los próximos tres años.

Los anfitriones serán el presidente de la entidad monetaria, Alfonso Prat Gay, y su segundo, Pedro Lacoste, quienes trazarán a los auditores del organismo un panorama de la situación del sistema financiero local.

Simultáneamente, el ministro de Economía, Roberto Lavagna, asistirá mañana al bloque de diputados del PJ para intentar destrabar la aprobación de algunos proyectos de ley que exige el FMI para cerrar un acuerdo.

La semana pasada el ministro se llevó la promesa de los legisladores de que mañana serán sancionados la reforma a la norma de Entidades Financieras y la Carta Orgánica del Banco Central.

Otros temas complejos que aún quedan pendientes de resolución en el Parlamento son la compensación a los bancos por la pesificación asimétrica y el proyecto de ley que otorga al Ejecutivo las facultades para fijar un ajuste tarifario en los servicios públicos.

Ayer, el subsecretario de Asuntos Internacionales del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, John Taylor, aseguró que las negociaciones entre el FMI y el Gobierno argentino para cerrar un nuevo acuerdo "marchan bien".

"Creo profundamente que es un buen momento (para llegar a un acuerdo) y las discusiones están yendo bien", destacó Taylor.

Además, señaló que "cualquier acuerdo (con el FMI) le permitirá a la Argentina negociar los términos de la reestructuración de su deuda" que asciende 76 mil millones de dólares con los acreedores externos.

El Gobierno pretende presentar la propuesta de reestructuración de la deuda a los acreedores externos entre el 23 y 24 de septiembre durante la Asamblea Anual del FMI en la ciudad de Dubai.

Dejá tu comentario