Mundial: inauguración con una fiesta a todo color

Portada Principal

Comenzó a las 7.25, hora Argentina, y duró 45 minutos. La ceremonia de inauguración marcó la apertura oficial de la primera Copa del Mundo que se disputa en Asia. La fiesta se dividió en cuatro partes. Hubo desde danzas tradicionales en homenaje a los países participantes, hasta la actuación de más de 400 artistas surcoreanos. En el evento estuvieron las autoridades de los países organizadores y las de FIFA, con su presidente Joseph Blatter, quien fue silbado por el público. Especial Mundial 2002 English Version

La 17a Copa Mundial de fútbol Corea-Japón 2002 fue formalmente inaugurada con mensajes del presidente de Corea del Sur, Kim Dae Jung; del primer ministro japonés, Junichiro Koizumi y del titular de la FIFA, Josepp Blatter, y un espectáculo de luz y sonido.

La ceremonia duró 45 minutos y, a las 8,30 hora de Argentina, comenzó luego el partido que inauguró el torneo, entre el campeón mundial Francia y Senegal.

El mensaje de Blatter, recientemente reelecto como presidente de la FIFA, fue recibido con algunos silbidos por los 65.000 espectadores que colmaron el estadio, a raíz de las críticas de su gestión en el máximo organismo del fútbol.

La ceremonia de inauguración fue denominada "Desde el Oriente" e incluyó un sorprendente espectáculo de luz y sonido, con números de danza y música tradicional de Corea.

El presidente de Corea del Sur, Kim Dae Jung, fue el encargado de declarar oficialmente inaugurado el torneo, quien señaló que esperaba se convierta "en el campeonato de la paz" y el coorganizador japonés estuvo representado por el primer ministro Junichiro Koizumi y el príncipe Takamado, primo del emperador Akihito.

También dirigió su mensaje el presidente del Comité Organizador de Corea del Sur (JAWOC), Chung Jung-moon, hijo del fundador de la poderosa automotriz Hyundai, vicepresidente de la FIFA, quien mantuvo en los últimos meses una posición contraria a Blatter.

Entre otras cosas, Chung Jung-moon le reprochó al suizo titular de la FIFA una visita realizada hace días a Corea del Norte, país vecino y tradicionalmente enfrentado en el aspecto político con el organizador del torneo de fútbol ecuménico.

El estadio "Seúl Wordl Cupo", donde se realizó la ceremonia inaugural, tiene una capacidad de 64.677 espectadores, se terminó de construir en diciembre del 2001 y su costo demandó una inversión de aproximadamente 166 millones de dólares.

Dejá tu comentario