Novedoso: se pagarán con bienes deudas con estado

Portada Principal

Buenos Aires - El trueque, fenómeno «comercial» que creció notablemente en el último tiempo, ingresó en una nueva era: hasta el Estado aceptará este sistema.

El gobierno bonaerense aceptará que las empresas o personas que mantienen deudas de distintas índole entreguen «bienes» para cancelar sus compromisos imp agos. Así quedó establecido por medio de un decreto firmado por Carlos Ruckauf y publicado ayer en el Boletín Oficial.

Con esto, por un plazo excepcional de 180 días, los deudores del Estado provincial -que demuestren insolvencia-podrán pagar con bienes de su propiedad.

No será ni general ni compulsivo. La provincia evaluará en
cada caso el trueque ofertado por el moroso y si considera que la entrega es «útil» para el Estado cerrará el acuerdo.

La coordinación de esas operaciones quedará a cargo de la Secretaría General de la Gobernación que comanda el ex embajador en el Vaticano
Esteban Caselli.

Desde allí, se determinará «si son atendibles las razones invocadas por los deudores y si los bienes ofrecidos resultan de interés para ser utilizados por el Estado».

En tanto, la Contaduría General de la provincia será la encargada de determinar el valor de los bienes cotejando el precio que hubiese abonado la administración, los de plaza o la tasación de organismos oficiales. Por esta vía, los contribuyentes podrán cancelar deudas de distinto tipo: deudas tributarias, créditos en dinero y multas exigibles por el Estado. Ruckauf, en el texto, cursó argumentos:
«Es necesario generar carriles de pago y financiamiento que posibiliten al sector productivo regularizar su situación con el Estado».

Y amplió que esta figura jurídica para cancelar deudas se genera por «el elevado índice de morosidad originado en la aguda crisis productiva y financiera que afecta a la economía».

Por otro lado, el ministro de Economía,
Jorge Sarghini, informó que está vigente la ley que obliga a los bonaerenses a inscribir sus vehículos en territorio provincial.

Esto surge para empañar un mecanismo usual entre quienes viven cerca de provincias limítrofes que para pagar menos impuestos anotan sus autos fuera de Buenos Aires.

Al respecto,
Sarghini planteó la necesidad de «armonización» tributaria entre las provincias para evitar que estos trámites de elusión sigan ocurriendo.

Dejá tu comentario