OMC acepta queja argentina por transgénicos

Portada Principal

La Organización Mundial de Comercio (OMC) aceptó el viernes examinar una queja de Estados Unidos, Canadá y Argentina contra las restricciones de la Unión Europea en materia de organismos genéticamente modificados (OGM), indicó un portavoz de la misión estadounidense ante la ONU y la OMC.

"Puedo confirmar que se estableció un panel para examinar las quejas presentadas por Estados Unidos, Argentina y Canadá", agregó el portavoz norteamericano.

En Estados Unidos, el 75% de la soja, el 34% del maíz y el 71% del algodón proceden de OGM y la moratoria europea hace perder a los exportadores norteamericanos de maíz más de 300 millones de dólares, estiman fuentes de la OMC.

Estados Unidos considera que la moratoria a la comercialización de OGM que la UE mantiene desde hace cuatro años viola las reglas del comercio internacional.

Argentina - el segundo país productor y exportador de OGM, después de Estados Unidos - sostiene que las directivas europeas respecto a los OGM acarrean nuevas restricciones limitando el acceso al mercado de la Comunidad Europea.

Los tres países presentaron el pedido de creación de un panel de expertos tras considerar que las consultas previas con Bruselas para intentar alcanzar una solución negociada resultaron infructuosas.

El panel, instancia de la OMC, está compuesto por tres expertos que darán su opinión sobre este conflicto.

Bruselas reitera que esas medidas están de conformidad con las reglas de la OMC, y recordó que la UE se ha dotado recientemente de una nueva legislación sobre transgénicos que permitirá levantar dicha moratoria en los próximos meses.

La UE aprobó el año pasado una legislación que impone el etiquetado obligatorio de los OGM cuando constituyen más del 0,9% del producto comercializado.

Esa normativa, según Bruselas, abre la puerta al levantamiento de la moratoria a las autorizaciones de nuevos granos y productos transgénicos, en vigor desde 1999 en siete de los quince países comunitarios.

La UE y sus adversarios tenían 60 días para alcanzar un consenso.

Pero el pasado 7 de agosto, Washington anunció oficialmente que iba a presentar una solicitud para la creación de un grupo de expertos sobre la cuestion.

El conflicto respecto a los OGM empezó en mayo, cuando Estados Unidos, Argentina y Canadá pidieron consultas informales ante la OMC sobre este tema, estimando que la moratoria europea sobre las importaciones de OGM responde más a una voluntad de proteccionismo comercial que a preocupaciones por las consecuencias de los OGM en la salud de los consumidores o en el medio ambiente.

Actualmente hay 18 OGM con autorización de venta en la UE y la Comisión Europea ha dado su opinión favorable a la venta de otros 19 tipos, que esperan el acuerdo de los Quince.

La nueva normativa europea mantiene el mecanismo de evaluación sanitaria previa antes de la autorización de nuevos OGM e impone reglas en materia de etiquetado, algo a lo que también se opone Washington, que las considera excesivamente severas.

Dejá tu comentario