Otro ataque en Bagdad dejó cinco muertos

Portada Principal

Fue al estallar una bomba al paso de un convoy militar en una calle atestada de gente en la capital iraquí. Murieron cuatro iraquíes y un soldado estadounidense. La explosión se produjo a unos metros de una mezquita. Casi un millar de personas, en su mayoría chiítas, manifestaron ayer en repudio a los ataques contra "los iraquíes o las fuerzas estadounidenses que liberaron a Irak".

Bagdad (AFP) - Por lo menos cuatro iraquíes y un soldado estadounidense murieron ayer al estallar una bomba al paso de un convoy militar en una calle atestada de gente en Bagdad, donde un millar de personas manifestaron contra el terrorismo.

La explosión se produjo a unos 200 metros de la mezquita Samarrai, lugar de culto sunita en el sur de Bagdad.

Según Karim Abdalá Muslim, jefe del servicio de urgencias del hospital Al Kindi, al que fueron trasladadas la mayoría de las víctimas, "tres muertos, dos hombres y una mujer y 13 heridos fueron ingresados en el hospital". Una fuente del hospital neurológico dijo haber recibido otro muerto iraquí y dos heridos.

El ejército estadounidense indicó que, según todos los indicios, un soldado había muerto en ese ataque. "El soldado iba a bordo de un convoy de tres vehículos cuando un artefacto artesanal estalló", señaló.

Antes, otro convoy estadounidense fue alcanzado por un artefacto explosivo, que hirió levemente a un soldado, indicó anoche el general estadounidense Mark Kimmitt.

Dos civiles que trabajaban para la coalición resultaron heridos levemente en un convoy al sur de la ciudad de Samarra, a 110 km al norte de Bagdad.

Por otra parte, casi un millar de personas, en su mayoría chiítas, manifestaron en el centro de Bagdad para condenar el terrorismo y los ataques contra "los iraquíes o las fuerzas estadounidenses que liberaron a Irak" del régimen del ex presidente Saddam Hussein, según los organizadores.

Decenas de niños de entre cinco y diez años, que se quedaron "huérfanos a causa del terrorismo", encabezaban el cortejo llevando flores, agregaron.

Algunos manifestantes criticaron el plan de la coalición para enviar a las regiones sunitas unidades formadas por opositores a Saddam Hussein.

"Esto desembocará en un baño de sangre", consideró un organizador, Hathem al-Awadi.

El portavoz civil de la coalición, Dan Senor, defendió este plan que permitirá crear "un Irak democrático, federal y unificado en el que los iraquíes no serán definidos en función de su pertenencia étnica".

Dejá tu comentario