Peor la crisis por sueldos en Santa Cruz

Portada Principal

Santa Cruz - El Consejo Provincial del PJ contraatacó la embestida del combativo obispo de Río Gallegos, Juan Carlos Romanín, quien este semana rubricó un duro documento de la oposición local contra Néstor y Cristina Kirchner por la crisis del agro.

«La Iglesia no hace proselitismo», aseguraron en un comunicado difundido en las últimas horas, citando un reciente pronunciamiento en Brasil del papa Benedicto XVI.

La estocada -que, sugestivamente, no fue consensuada con el gobernador justicialista Daniel Peralta-fue impulsada por el presidente del PJ provincial, ex intendente de Puerto Deseado y actual diputado nacional, el ultrakirchnerista Arturo Rodríguez.

Incomodó sobremanera a la Presidente y al ex primer mandatario la solicitada crítica firmada esta semana por la oposición provincial -incluidos la UCR y el ARI-, que sumó además a Romanín. La frase que pegó fuerte en el orgullo presidencial es aquella que se basa en el pedido de una llamado a la reflexión por la crisis del agro desde la condición de santacruceños que «durante 15 años» han «sufrido el estilo de gobierno de los Kirchner». De hecho, algunas fuentes aseguraron que Rodríguez acordó los términos de la embestida con el ex presidente.

  • Malestar

    El pronunciamiento, sin embargo, habría generado el fuerte malestar de Peralta, quien no coincide con los términos de los cuestionamientos hacia Romanín, con quien tiene buena sintonía. El prelado lideró las protestas salarialesque derivaron en mayo de 2007 en la renuncia de Carlos Sancho y en la posterior asunción -a instancias de Kirchnerde el actual mandatario.

    Se trata, en rigor, de una nueva muestra de la tensa relación entre el actual líder del PJ nacional y Peralta, en medio de las urgencias financieras que aquejan a Santa Cruz tras la rebelión petrolera, que le hizo perder u$s 75 millones.

    En el pronunciamiento del PJ santacruceño -vía un comunicado reseñado por Opi Santa Cruz-se sostiene que «no sorprende que quienes perdieron las elecciones de 2007 vuelvan a manifestar su eterna frustración política».

    En esa línea, advierten que la solicitada opositora muestra «un claro desprecio a la voluntad del pueblo de Santa Cruz, que avaló de manera reiterada a quienes accedieron a sus cargos públicos siempre en virtud del voto popular». «La voluntad del pueblo, a la que se menosprecia desde una minoría ilustrada que increíblemente asegura que Santa Cruz votaba para sufrir», abundó la contestación justicialista.

    «Nos llama la atención (...) que en esta confusa catarsis de resentimiento político acumulado se sume el obispo Juan Carlos Romanín, al que le cuentan una equivocada historia de Santa Cruz para tratar de utilizarlo», señalan, además de reclamar que «sea el obispo de todos los católicos y también de los justicialistas que tenemos el derecho a pensar de manera diferente a los sectores políticos que firman esa absurda solicitada».
  • Dejá tu comentario