10 de diciembre 2011 - 20:44

Perlas de la reasunción en el Congreso

La asunción de Cristina de Kirchner ante la Asamblea Legislativa.
La asunción de Cristina de Kirchner ante la Asamblea Legislativa.
Fue una asunción lo más alejado del protocolo que se vio en los últimos tiempos. Más allá del discurso descontracturado, plagado de alusiones a Néstor Kirchner, hubo más detalles que se vivieron dentro del recinto como el gélido trato a Cobos, el rol de Florencia Kirchner y el reto a un debutante en la Cámara baja.

• Mantiene el luto

Según especialistas en protocolo, esta era la oportunidad para que Cristina dejase el luto y comenzara a incorporar color a su vestimenta. Pero nada de eso ocurrió. Las primeras imágenes de la jornada de la Presidente fueron cuando bajó del helicóptero presidencial en Casa Rosada. Estaba de riguroso negro. El ceremonial indica que el color de una toma de mando debe ser blanco o natural.

•Gélido apretón de manos con Cobos

Cobos debía recibirla en el Salón Azul y saludarla en primer lugar, pero esa tarea la cumplió la flamante presidenta provisional del Senado, Beatriz Rojkés de Alperovich, a quien la jefa de Estado saludó con un afectuoso beso. En cambio, cuando se dirigió al mendocino lo saludó con un breve y frío apretón de manos. Así se terminó una relación de cuatro años de distancias y reproches.

• Cobos mudo en la jura

El vicepresidente saliente fue testigo mudo durante la jura: se encargó de alcanzarle el texto a Boudou -quien también le tendió brevemente la mano para saludarlo- y lo mismo hizo con la Presidenta, pero una vez que los dos prestaron juramento, abandonó el lugar.

Él (Néstor siempre)

Al prestar juramento para su nuevo mandato, Cristina pidió que si no cumple con la Constitución "Dios, la Patria y él", en alusión a Néstor Kirchner, se lo demanden. No fue la primera vez que hizo alusión al fallecido expresidente y se la vio visiblemente emocionada en más de una oportunidad. A su lado estuvieron siempre sus hijos Máximo y Florencia.

• Florencia y la banda

Pese a que tanto se especuló sobre quien podría la banda presidencial, su hija menor Florencia fue la encargada de ayudarla para colocarse la insignia. La joven le colocó la banda a la jefa de Estado en un acto inusual para el protocolo de una reasunción, mientras que el bastón de mando lo tomó por su propia cuenta.

• Reto a Julián Domínguez

Cuando Cobos ya no estaba en el salón y en medio del discurso ante la Asamblea Legislativa, hubo una mención expresa al ahora exvicepresidente. Fue cuando el flamante titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, accionó el timbre del recinto sin querer y la jefa de Estado lo miró y le dijo: "Julián, Cobos no hacía esto".

Dejá tu comentario