4 de enero 2003 - 00:00

Polémica por decisión de PJ de impulsar ley de lemas

Afirmó hoy la diputada Alejandra Oviedo que "no estoy para nada de acuerdo" con la iniciativa a la que calificó de una "trampa del duhaldismo". La legisladora chaqueña Elisa Carrió dijo que realizar elecciones mediante la ley de lemas significa dar "un golpe institucional". Ricardo López Murphy comentó que "desnaturaliza el sistema político".

El acuerdo entre el duhaldismo y el menemismo para impulsar la sanción de una ley de lemas, que permite a todos los precandidatos competir en las elecciones generales de abril, no sólo provocó el rechazo de sectores políticos opositores sino que amenaza con generar fisuras dentro del propio Partido Justicialista.

El presidente Eduardo Duhalde intentó hoy desentenderse del tema y evitó opinar sobre la posibilidad de que el próximo jefe de Estado resulte electo por ley de lemas.

"Quiero hablar cada vez menos de estos temas, ya hay mucho ruido en el ambiente. Que los partidos resuelvan sus problemas, yo me voy a seguir ocupando de los problemas de mi propio partido, que no es el justicialista, en este momento mi partido es la Argentina", dijo Duhalde en su habitual espacio por radio Nacional.

Sin embargo, ayer el sector que responde a Duhalde junto con el menemismo resolvieron que la interna del justicialismo se resuelva directamente en la elección general, para lo cual se impulsará en el Congreso la aprobación de una ley de lemas convencional.

En tanto, el ex mandatario y actual candidato presidencial, Carlos Menem, dijo hoy que no tiene dudas de que será el próximo Presidente cualquiera sea el método electoral que se implemente, no obstante reclamó "elecciones ya".

"Con ley de lemas, sin ley de lemas, prorrogando la fecha de las elecciones, nosotros tenemos la certeza de que vamos a triunfar en forma significativa cuando llegue la hora de votar", aseguró Menem.

Desde mediados del año pasado, el duhaldismo hizo mil y un diagramas para el llamado a elecciones, internas como generales, en busca de neutralizar un eventual regreso de Menem a la Presidencia.

En tal sentido, la candidata del ARI, Elisa Carrió, denunció hoy que realizar elecciones por ley de lemas significa dar "un golpe institucional" y sostuvo que Menem y Duhalde "expresan los mismos valores y a la hora de violar la Constitución ninguno tiene problema".

Para Carrió, esta iniciativa es igual a propiciar "un golpe, un gobierno de facto" y consideró que "vamos a llegar a tener un presidente que gobierna con el 12 por ciento de los votos, elegido en función de los votos obtenidos por otros" que apenas durará "tres meses en el poder".
La líder del ARI indicó que la propuesta del PJ responde a "una disputa de poder. Duhalde no es antimenemista por los valores, es antimenemista en lo personal", dijo, y no descartó que al jefe de Estado "le convenga la fragmentación del poder, para volver en tres meses" a la Presidencia.

A su vez, la diputada Alejandra Oviedo pareció ubicarse cerca de la postura de Carrió al adelantar que no va a votar este proyecto, al que considera "una trampa del duhaldismo".

Oviedo se sumó también a la calificación de "inconstitucional" de esa variante en el sistema electoral, tal como fue manifestado por algunos abogados constitucionalistas, lo que -según calculó- le serviría al duhaldismo para convocar a elecciones "por octubre" oportunidad que será aprovechada para "largarlo a Duhalde al ruedo" como presidenciable.

Por su parte, los candidatos Adolfo Rodríguez Saá y Ricardo López Murphy se pronunciaron ayer en contra de la alternativa electoral.

El "adolfismo" advirtió que detrás de esa maniobra se esconde un intento del Gobierno para postergar el cronograma comicial, y el Movimiento Federal Recrear, que lidera López Murphy, afirmó que la interna entre Menem y Duhalde "está destruyendo al país".

A su vez, el gobernador bonaerense, Felipe Solá, se manifestó de acuerdo en que haya ley de lemas pero advirtió que todos los sectores del peronismo deben estar de acuerdo porque "las mesas chicas no deciden" y para evitar "una ruptura" dentro del PJ.

El senador devenido duhaldista, Luis Barrionuevo, también se mostró a favor, a la vez que adelantó que impulsará un proyecto de ley para la convocatoria a un plebiscito nacional que defina si Duhalde deberá completar el mandato que Fernando de la Rúa dejó inconcluso y que finaliza el 10 de diciembre próximo.

Según Barrionuevo, sectores que "no tienen nada que ver con la política" avalan "que Duhalde continúe hasta diciembre".

El Partido Socialista, a través de sus máximas autoridades, Alfredo Bravo y Rubén Giustiniani, también se sumó a los rechazos contra la polémica ley de lemas, a la que calificó de "engendro que lleva a la anarquía electoral".
Para colmo, el propio autor de la iniciativa, el diputado justicialista Miguel Saredi, reconoció que ese mecanismo podría ser declarada "inconstitucional" por la Justicia, aunque detalló que la norma se utilizaría "específicamente para el período 2003-2007".

Dejá tu comentario