Polémica exhibición de seres humanos en un zoológico de Londres

Portada Principal

Son parte de un experimento que pretende mostrar cómo se comportan los humanos y su efecto en el medio ambiente. Pasarán 4 días a la intemperie en una jaula.

Londres (AFP) -. Enjaulados y apenas vestidos, ocho hombres y mujeres británicos imitaron el viernes a monos ante una multitud en una exhibición de un zoológico humano en el Zoológico de Londres.

"Advertencia: Humanos en su ambiente natural", decía un cartel a la entrada de la exhibición, donde era posible ver a los humanos enjaulados en la cornisa de una piedra de un recinto de osos, vestidos con trajes de baño debajo de unas hojas de higuera. Algunos jugaban con aros hula-hula, otros aplaudían.

Los visitantes se paraban a señalar y reían, y varios niños preguntaban: ¿Por qué hay personas allí adentro?

La portavoz del zoológico londinense Polly Wills dijo que esa es exactamente la pregunta que el zoológico quiere responder.

"Ver a las personas en un ambiente diferente, entre otros animales, enseña al público que el humano es un primate más", expresó Wills.

La exhibición coloca a los tres hombres y cinco mujeres "homo sapiens" junto a su familia de primates.

Mientras sus vecinos pueden disfrutar de las bananas y algún arañazo, los ocho primates "humanos" tienen diferentes intereses, desde un químico que busca incrementar la conciencia sobre simios, hasta un autodenominado actor-modelo y un entusiasta de la gimnasia.

Tom Mahoney, de 26 años, decidió participar después que un amigo le envió un mensaje de correo electrónico sobre la exhibición, como una broma. Cualquier cosa sobre los simios, tiene su aval, expresó.

"Mucha gente piensa que los humanos están por encima de otros animales", manifestó. "Cuando ellos ven aquí a los humanos como animales, es como que nos recuerda que no somos tan especiales".

Al igual que el resto de sus vecinos enjaulados, los humanos tenían una variedad de juguetes para mantenerlos estimulados mental y físicamente, como juegos, música, pinturas y pelotas.

Son tratados como animales, pero pueden volver a sus casas todas las noches, cuando cierra el zoológico.


•Un método de protesta

 
La idea de exhibir a personas en el zoo, al igual que se hace con los animales, pretende mostrar la naturaleza humana al desnudo y el impacto que el Homo Sapiens tiene en el medio, según se afirma en la página web del zoológico.
   
Los candidatos, que pasarán el tiempo escuchando música y jugando a las cartas, fueron elegidos de una lista de treinta voluntarios.

Entre ellos hay un estudiante de veterinaria, Simon Spiro; una chica "obsesionada con el zoo", Anna Westbury; Thomas Mahoney, que quería regresar a sus orígenes; y el modelo, actor, músico y experto en artes marciales Brendan Carr, elegido gracias a un poema.

Dejá tu comentario