Por si fuera poco, llegarían cenizas

Portada Principal

Dos nuevas erupciones ayer del volcán chileno Chaitén obligaron a la evacuación total en ese país de las localidades de Chaitén y Futaleufú, cuyos habitantes están siendo trasladados en su mayoría a tierra argentina. Aunque no había evacuados hasta anoche en Chubut, tanto Esquel como Trevelin permanecían cubiertas de cenizas, con la visibilidad seriamente afectada, sin vuelos y con fuertes complicaciones en la zona. Cuando todavía no transcurrió una semana desde que fueron extinguidos en su mayoría los incendios de pastizales en el delta bonaerense y entrerriano, son ahora las cenizas expulsadas por el volcán las que podrían llegar al centro de la provincia de Buenos Aires. Lo advierten los expertos. Todo dependerá de la dirección de los vientos.

La nube de cenizas del volcán Chaitén avanzó ayer por el noroeste y centro de Chubut y Río Negro y el sur de La Pampa y Buenos Aires, con dirección noreste, y en las próximas horas podría llegar al centro bonaerense, según informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), aunque esa posibilidad dependía exclusivamente de las variaciones del viento.

«No es de descartar que pueda ingresar al centro de la provincia de Buenos Aires si persisten las erupciones y los mismos vientos», consideró un experto del SMN pero relativizó que los efectos sean perceptibles como los generadospor los incendios en la zona del Delta de Buenos Aires y Entre Ríos, aún no sofocados completamente.

«Tras las erupciones, y a partir de la columna vertical, la nube de cenizas toma la forma de un abanico, y avanza sobre un eje desde ese punto hacia el nordeste y se expande hacia el sudeste y nordeste de ese eje», amplió.

De todos modos, la situación en las ciudades de Esquel y de Trevelin, las más afectadas, se mantenía bajo control y el gobierno de Mario Das Neves analizaba la posibilidad de restituir hoy el dictado normal de clases en la región, suspendido desde el lunes.

Por las cenizas, además, los aeropuertos continuaban cerrados para toda operación, ya que las dificultades se extienden a Trelew, Bariloche y Comodoro Rivadavia.
Aunque se encuentran habilitados, las empresas se niegan a volar para evitar que las cenizas dañen los motores de las aeronaves.

En cuanto al nivel de toxicidad, especialistas llegados hasta el lugar analizaron muestras y determinaron que las partículas no son peligrosas para la salud de los humanos. Sin embargo, la presencia de cenizas en el agua obligó a garantizar ese insumo de manera alternativa debido a la viscosidad que se acumuló en los ríos y arroyos que abastecen a las ciudades.

  • Inconvenientes

    Además, debido al componente mineral, las cenizas pueden causar afecciones oculares y broncopulmonares, por lo que ante su llegada es conveniente usar anteojos o antiparras, colirio, barbijos o filtros para evitar su ingreso a las vías aéreas y beber abundante agua.

    Durante una rueda de prensaque compartió con el gobernador Das Neves en la intendencia de Esquel, la secretaria de Ambiente, Romina Picolotti, explicó que técnicos de la Secretaría a su cargo se realizan «mediciones permanentes sobre los niveles de dióxido de azufre, monóxido de carbono y óxido de hidrógeno» en el ambiente.

    Asimismo, la funcionaria aclaró que el suministro de agua y también su potabilización con equipos llegados desde la Nación «son de carácter preventivas y no porque haya contaminación».

    Picolotti dijo que por indicación de la presidente, Cristina de Kirchner, se encuentra junto a su equipo «a entera disposición del gobernador Das Neves».

    Lo mismo indicó la jefa de Estado al vicepresidente Julio Cobos, quien llegará hoy a Esquel, para coordinar acciones vinculadas con el plan de contingencia implementado por la provincia. Cobos estará acompañado por autoridades de los ministerios de Defensa, Salud y Desarrollo Social. La misma estrategia de prevención, en tanto, comenzó a desplegarse en la provincia de Santa Cruz, donde se puso en marcha un plan de emergencia preventivo ante la posible llegada de la lluvia de cenizas. Consiste en el monitoreo permanente y la movilización de voluntarios, capacitados para actuar en caso de que los efectos del volcán en erupción afecten a localidades santacruceñas como Las Heras, Los Antiguos, Perito Moreno, Caleta Olivia y Puerto Deseado.
  • Dejá tu comentario