Programa de metas inflacionarias se aplicaría en 2004

Portada Principal

El presidente del Banco Central, Alfonso Prat-Gay, afirmó hoy que están dadas las condiciones macroeconómicas en la Argentina para implementar el esquema de metas de inflación como política monetaria, que podría comenzar a regir a partir del 2004.

Al inaugurar las jornadas monetarias y cambiarias que se desarrollan en el Banco Central, Prat-Gay dijo que el esquema de metas de inflación tiene como objetivo "escuchar el deseo de los argentinos, muy bien reflejado por el discurso del Presidente de la Nación (Néstor Kirchner) en su ceremonia de asunción en el Congreso, de volver a ser un país normal".

En el acto de apertura de las jornadas, que se extenderán hasta mañana, Prat-Gay precisó que "existen tres razones para pensar en un esquema de metas de inflación para la Argentina", señalando que "la primera tiene que ver con una cuestión de sentido común, una razón económica, que es recuperar el ancla nominal de las expectativas".

Explicó que "después de varios años donde las expectativas estaban ancladas en torno de un objetivo de cambio, es necesario volver a recuperar esa ancla para que los fijadores y los tomadores de precios tengan una referencia, de manera tal que el sistema de precios convoque y funcione como tal".

El titular del BCRA agregó que "hay una segunda razón, que es de orden legal y que tiene que ver con la Carta Orgánica" de la entidad, cuyo artículo tercero "dice claramente que es misión primaria y fundamental del Banco central de la República Argentina preservar el valor de la moneda".

"El esquema de metas de inflación pone tan alto el concepto de preservar el valor de la moneda, que apunta al objetivo final, la estabilidad de los precios a través de una inflación baja y estable", enfatizó.

Posteriormente, indicó que hay una tercera razón y es que "hoy día casi todos los bancos centrales del mundo, por lo menos los más importantes, operan dentro de un marco de metas de inflación".

No obstante, destacó que lo más importante de todo es "encuadrar el funcionamiento del Banco Central en un esquema institucional de metas de inflación, porque solamente de esta manera, arraigada la institución, vamos a tener una estabilidad duradera".

Prat-Gay hizo además referencia a los últimos indicadores macroeconómicos, y señaló que hay un consenso entre los técnicos en que "la inflación este año va a estar entre el 10 y 15 por ciento", y agregó que "si uno mira lo que ha sucedido en los últimos seis meses, la inflación acumulada ha sido algo inferior al 2,5 por ciento".

"Esto quiere decir que estamos en niveles de inflación anual, por lo menos hoy, de algo menos del 5 por ciento. Pareciera ser que estamos acercándonos ya a lo que quisiéramos tener, pero no nos engañemos, nos falta todo el encuadre institucional para lograr que esto sea duradero", advirtió.

Destacó que esta inflación del 5 por ciento se ha dado "en un escenario de fuerte crecimiento de la actividad económica", subrayando que "la combinación entre crecimiento e inflación es una de las mejores que hemos visto en muchísimo tiempo".

En tal sentido, indicó que este mix "es comparable al mejor momento de la convertibilidad, a la salida del Tequila, y tenemos que irnos hasta la década del 40 para encontrar una combinación de inflación y crecimiento del producto que supere a lo que tenemos hoy en día".

Si bien afirmó que están dadas las condiciones macroeconómicas para implementar las metas de inflación, Prat-Gay dijo que el 2003 será un período de transición para preparar institucionalmente al Banco Central, y eventualmente aplicar este esquema a partir del año próximo.

Dejá tu comentario