Proponen prohibir a taxis circular sin pasajeros

Portada Principal

La Policía Federal aconsejó nuevamente ayer a las autoridades de la Capital Federal dictar una prohibición de que circulen por la Ciudad taxis sin pasajeros. La medida es una reacción a la ola de violencia por la recurrencia de asaltos a pasajeros de taxímetros cada vez con más crueldad; el más grave y reciente fue el que sufrió el viernes el marido de la actriz Georgina Barbarossa, asesinado a puñaladas por criminales que permanecen todavía prófugos. La idea la relanzó ayer el jefe Rubén Santos y crearía paradas fijas con más control, que coexistirían con el sistema del radiotaxi. El público no podría acudir a taxis que "yiran" según la jerga del gremio y se evitaría así que los criminales aprovechen la desprotección total de los pasajeros. Esta medida será resistida por los taximetristas que basan su negocio en recorrer las calles buscando pasajeros, pero debería evitarse también que esas paradas sean copadas por delincuentes de las llamadas "mafias" de los taxis que agreden no sólo a pasajeros sino a los choferes que se resisten a pagar el "peaje" para poder trabajar.

El jefe de la Policía, Rubén Santos, propuso ayer que el Gobierno de la Capital Federal prohíba circular a los taxis sin pasajeros por las calles de la Ciudad y la instalación de paradas fijas como mecanismo para incrementar la seguridad en el transporte.

Santos pidió también aumentar los controles sobre el otorgamiento de licencias, hoy manejado por una empresa privada contratada durante la gestión de Carlos Grosso.

En realidad, la propuesta de Santos ya tiene un año y medio de antigüedad. El 22 de mayo del año pasado, el jefe de la Federal le envió a Enrique Olivera una nota en la que le recomendaba aplicar este método. Es más, le indicaba que la instalación de las paradas debía ser señalizada y debían estar ubicadas en todas la cuadras de las avenidas del micro y macrocentro.

También, señalaba que inicialmente éstas debían tener un horario de funcionamiento de 8 a 22 en los días hábiles y de 8 a 14 los sábados, mientras que en los horarios nocturnos o no laborables se podía aplicar el sistema vigente debido a la disminución del caudal del tránsito y la demanda de taxis.

El relanzamiento de esta
«vieja aspiración» policial provocó ayer molestias en algunos funcionarios y ácidas críticas en el gremio que nuclea a los propietarios y choferes de taxis, que entendieron que se «coartaba la libertad de trabajo».

Sin embargo y como argumento de fondo,
Santos cargó contra los autos que están «a la pesca de pasajeros», al señalar que esta situación genera ocasiones propicias para el aumento de la inseguridad.

En esa línea, apuntó que los robos contra taxistas ocurren en
«las zonas periféricas de la Ciudad», mientras que los asaltos contra pasajeros de taxis se registran en «zonas de gran densidad demográfica». El proyecto en cuestión va en la misma sintonía que la propuesta de Santos, es decir: habilitar 250 paradas en el macro-centro de la Ciudad y prohibir a los taxis levantar pasajeros en las calles de la Capital.

• Sanciones

El Poder Ejecutivo, por su parte, enviará hoy un proyecto de ley a la Legislatura para que los taxistas que no cumplan con la reglamentación existente pierdan la licencia -inclusive quienes alquilen los vehículos a terceros sin registrar- y se les secuestre el taxi hasta que la Justicia aplique una sanción.

El Gobierno porteño destacó que «en la Ciudad está prohibido el alquiler de taxis y sólo sus titulares o los empleados debidamente registrados pueden utilizarlos».

«Hoy se efectúan controles sobre los taxis y las normas son claras en cuanto a que la contratación de choferes para la explotación del servicio debe efectuarse en conformidad con la legislación vigente y previa alta en el Registro Unico de Servicio de Alquiler de Automóviles con Taxímetros», dice el comunicado difundido ayer.

• Identificado

Una mujer que fue asaltada con el mismo modus operandi del que fue víctima el empresario Miguel Lecuna habría reconocido como uno de sus atacantes al hombre cuyo rostro fue difundido por la Policía a través de un identikit. Los investigadores sospechan que se trata del conductor del taxi involucrado en el crimen del empresario. El episodio, que tuvo como víctima a la mujer, ocurrió hace un año y según trascendió la misma habría identificado al sujeto entre las muchas fotografías que le mostró la Policía durante un reconocimiento fotográfico. Sin embargo, el hombre nunca fue apresado. Grave.

Dejá tu comentario