Resistencia iraquí atacó mezquita, base de EEUU y helicóptero

Portada Principal

Un suicida hirió a 58 soldados estadounidenses y un iraquí al hacer explotar su vehículo en la entrada de una base militar norteamericana en el norte de Irak, mientras otro coche bomba mataba a tres iraquíes en las afueras de una mezquita en Bagdad.

Los ataques coincidieron con un anuncio de Japón de que había aprobado un plan para enviar tropas no combatientes a Irak, a pesar de una fuerte oposición interna.

La explosión en la base estadounidense de Tal Afar ocurrió poco antes del amanecer, dejó un enorme cráter en la calle y lanzó trozos de vidrio y escombros en un amplia área.

"Definitivamente fue un bombazo suicida, hay pedazos del individuo por todo el complejo", dijo el coronel Michael Linnington, comandante de la Tercera Brigada de la 101a. División Aerotransportada del ejército estadounidense.

La mayoría de los soldados estadounidenses heridos sufrió cortes y fracturas de huesos, dijo el militar, apuntando que cuatro resultaron heridos de gravedad y fueron llevados a un hospital.

Agregó que un traductor iraquí también fue herido.

Linnington dijo que los soldados que controlaban el ingreso en el complejo militar de Tal Afar, a 45 kilómetros al oeste de Mosul, habían abierto fuego cuando vieron que el conductor del automóvil no obedeció una orden de detenerse y siguió avanzando hacia ellos.

"Los soldados impactaron al conductor varias veces, provocando que éste detonara la bomba prematuramente. Definitivamente estaba tratando de entrar al campamento por la
puerta", dijo Linnington.

En Bagdad, la policía iraquí dijo que explosivos colocados debajo de un vehículo estacionado en el área de una mezquita sunita fueron detonados poco antes de las oraciones de la mañana. Hubo tres muertos y un herido.

"Una explosión se oyó en la mezquita alrededor de las 6.45 de la mañana. Fui al techo de mi casa y unos tres minutos después escuché otra explosión", dijo Ahmed Abdullah, un residente de la zona. Había sangre en el suelo de la mezquita.

Un helicóptero militar estadounidense fue impactado por un proyectil de mortero y debió aterrizar de emergencia cerca de la ciudad iraquí de Fallujah, al oeste de Bagdad, informaron fuentes militares.

"No hubo víctimas; ni heridos ni muertos. El personal militar que estaba a bordo del aparato lo abandonó ileso", dijo un vocero del Comando Central estadounidense (Centcom).

"El helicóptero se vio forzado a realizar un aterrizaje controlado", agregó este vocero.

Fuentes militares en Bagdad dijeron bajo condición de anonimato que el aparato, un helicóptero de observación OH-58 Kiowa, fue alcanzado por el proyectil hacia las 14.30 hora local.

Testigos afirmaron haber visto a dos helicópteros volando en formación cerca de Fallujah, 50 kilómetros al oeste de Bagdad, cuando uno de los aparatos fue impactado por un disparo de mortero y cayó a tierra, envuelto en una nube de humo.

Fallujah es acaso la ciudad más conflictiva de la zona central de Irak, llamada "triángulo sunnita", que concentra la mayor parte de los ataques antinorteamericanos.

El de hoy es el tercer ataque contra un helicóptero estadounidense que logra dar en el blanco, pero el primero que no provoca víctimas.

Dejá tu comentario